Saltar al contenido
Fármacos Online

Guía de Medicamentos y Fármacos

Guía de Medicamentos y Fármacos
4.9 (97.14%) 7 votes

Los medicamentos son unas herramientas terapéuticas indispensables para nuestra salud. Adquirir los beneficios que conlleva su aplicación es sinónimo de un consumo responsable y apropiado.

El óptimo uso de los medicamentos es de vital importancia para la seguridad, salud y bienestar del individuo. Actualmente, no podemos concebir una enfermedad o problema físico sin su correspondiente asociación con el medicamento indicado para el tratamiento de la concreta dolencia. Lo verdaderamente destacable de un fármaco es su capacidad para aliviar, prevenir o mejorar enfermedades.

Los medicamentos no solo nos ayudan a mejorar nuestra salud sino también a resistir o evitar determinadas enfermedades, a aliviar ciertas dolencias, a aumentar nuestro nivel de calidad de vida, a disminuir los síntomas relacionados con la enfermedad, a evitar posibles discapacidades y a disminuir las estancias en los hospitales.

Una regla fundamental a la hora de tomar medicamentos es la de NO AUTOMEDICARSE pues de no ser así podrían obtenerse resultados contraproducentes y no se disfrutaría de los aludidos beneficios.

Entre las principales categorías de medicamentos se encuentran los que se mencionan a continuación:

Anestésicos. Medicamentos o sustancias similares que producen la pérdida de sensibilidad o de conciencia. Se dividen en tres grandes grupos:

  • Anestésicos generales: Producen la pérdida de sensibilidad y la pérdida completa de conciencia, que es sentida como un sueño profundo
  • Anestésicos regionales: Producen la pérdida de sensibilidad en un parte concreta del cuerpo, como un brazo o una pierna
  • Anestésicos locales: Producen la pérdida de sensibilidad en una pequeña área del cuerpo

Analgésicos y paliativos. Un grupo de fármacos muy popular entre la mayoría de la población, algunos de cuyos principios activos, como el paracetamol, suelen usarse para calmar dolores de cabeza, artríticos, musculares o de otra índole y, en determinados casos, también como antipiréticos. En cuanto a los cuidados paliativos, son una rama de la medicina destinada a lograr una mejor calidad de vida para los pacientes de enfermedades graves, que ven comprometida su vida.

Antialérgicos. Medicamentos que combaten el conjunto de problemas ocasionados por las alergias, bien sean alimentarias, a medicamentos o a picaduras de insectos, entre otras. Tratan los síntomas de los procesos alérgicos por vía tópica (antipruriginosos que corresponden a diferentes grupos terapéuticos) o por vía sistemática (antihistamínicos orales).

Intoxicaciones. Reacción fisiológica que puede estar causada por un veneno o por la acción de una sustancia en mal estado o tóxica. El tóxico se puede introducir oralmente o bien a través de los pulmones o la piel. En las intoxicaciones por medicamentos, lo normal es que se produzcan por sobredosis.

Anticonvulsionantes. Fármacos utilizados para combatir las epilepsias, por lo que también reciben el nombre de antiepilépticos, presentando numerosos mecanismos de acción. Se usan principalmente para el tratamiento crónico de las epilepsias, el del estado del mal epiléptico, el tratamiento agudo de las convulsiones o la migraña.

Antiinfecciosos. Fármacos que combaten las infecciones y que incluyen los antibacterianos, antimicóticos y antivíricos. Se desarrollan para ser lo más tóxicos posible contra el microorganismo infectante y, por el contrario, lo más seguros posible para las células humanas, por lo que desarrollan una toxicidad selectiva.

Antimigrañosos. Medicamentos indicados para aliviar el dolor de cabeza o disminuir la frecuencia de los episodios de migraña:

  • Un primer grupo se usa para cualquier enfermedad que curse con dolor e inflamación
  • Un segundo grupo se usa de modo específico para el dolor de cabeza causado por la migraña
  • Un tercer grupo sería el destinado al tratamiento de enfermedades como la epilepsia o las arritmias, pero que se ha comprobado que sirven para disminuir la frecuencia de los episodios de migraña

Antineoplásicos. Medicamentos que antes eran llamados anticancerosos o citotóxicos y que cuentan con la capacidad de matar o detener el crecimiento de las células vivas. Son usados en la quimioterapia del cáncer y su tratamiento suele llevarse a cabo en centros especializados.

Antiparkinsonianos. Fármacos para el alivio o cura de la enfermedad de Parkinson, provocada por las alteraciones de los centros que están situados en la base del cerebro y que se encargan del control de la motilidad semivoluntaria o automática.

Sangre. El tejido líquido que va recorriendo el organismo mediante los vasos sanguíneos, que transportan las células precisas para llevar a cabo las acciones vitales, es susceptible de ser tratado por medicamentos como los anticoagulantes o diluyentes de la sangre y los antiplaquetarios.

Cardiovasculares. Medicamentos utilizados como medio para el control o la prevención de ciertas formas de enfermedad cardíaca. Pueden dividirse en grupos dependiendo de su acción o del objetivo a tratar. Algunas de sus categorías son los antiarrítmicos, aspirina (salicilatos), betabloqueantes, digitálicos, diuréticos, reductores del colesterol, etc.

Dermatológicos. Fármacos destinados al control y tratamiento de las lesiones elementales de la piel así como de las enfermedades concernientes a la dermis. La dermatología cosmética es un campo en auge dentro de esta especialidad.