Saltar al contenido
Fármacos Online

Ácido acetilsalicílico: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?

medicamento ácido acetilsalicílico
Ácido acetilsalicílico: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?
4.2 (84%) 5 votes

Ácido acetilsalicílico (o simplemente AAS) es el nombre concreto y científico que recibe el medicamento que conocemos popularmente como “aspirina”. El primer antiinflamatorio de la historia e, indudablemente, uno de los más famosos.

Un fármaco que cumple varias funciones desde el punto de vista médico, al ser antiinflamatorio, analgésico, anticoagulante, antipirético y antiagregante plaquetario, razón esta última por la que suele recetarse a pacientes que hayan sufrido un infarto de miocardio.

En este artículo explicamos qué es el ácido acetilsalicílico y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es el ácido acetilsalicílico y cuándo se aplica?

Definir el ácido acetilsalicílico implica hablar de un fármaco perteneciente a la familia de los salicilatos que consiste en un antiinflamatorio no esteroideo (AINE). Funciona de una forma similar a otros antiinflamatorios AINE, si bien se diferencia de ellos en que además actúa como antiagregante plaquetario.

Es obtenido a partir del sauce blanco (Salix alba) existiendo una cierta constancia de su uso médico a lo largo de la historia, al punto que parece ser que en el Antiguo Egipto ya se utilizaba la corteza de este árbol con fines medicinales. También los chinos y los sumerios se aprovechaban de las cualidades analgésicas de sus hojas.

medicamento ácido acetilsalicilico

¿Para qué sirve?

El ácido acetilsalicílico tiene la capacidad de aliviar el dolor y el malestar general, así como de ayudar a disminuir y bajar la fiebre. A sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antipiréticas y antiagregantes plaquetarias hay que sumar las anticoagulantes, de modo que evita el estancamiento de la sangre, por lo que es muy habitual que este fármaco sea recetado a pacientes que hayan sufrido un infarto agudo de miocardio o que al menos padezcan problemas de circulación.

No en vano, existen estudios científicos que han arrojado el dato de que tomar 1/5 de aspirina cada día es muy eficiente a la hora de evitar infartos y trombos.

¿Cómo se aplica el ácido acetilsalicílico? Dosis recomendada y precio aproximado

La dosis recomendada de aspirina varía entre 500 mg y 1 gramo por toma, que se puede repetir pasadas 4 horas. Ahora bien, la dosis máxima es de 3 gramos al día, la cual se ve reducida a 2 gramos en el caso de adultos de edad avanzada.

Las dosis más elevadas son utilizadas para buscar el efecto analgésico/antipirético o bien el antirreumático. Respecto a sus presentaciones, puede decirse que prácticamente abarcan todas las formas galénicas para usar clínicamente el ácido acetilsalicílico, siendo las que siguen las más utilizadas:

  • Comprimidos de 25mg, 100 mg, 125 mg, 250 mg, 300 mg, 500 mg, 650 mg
  • Comprimidos efervescentes de 500 mg
  • Comprimidos masticables de 500 mg
  • Granulado efervescente, sobres de 500 mg
  • Comprimidos recubiertos de 100 mg y 300 mg
  • Supositorios 300 mg, 600 mg, 1 g
  • Cápsulas para presentación retardada (asociado a otros fármacos)
  • Dosificaciones inusuales, asociado a otras sustancias, como la de 267 mg

En cuanto a la aplicación de aspirina, es importante usar el medicamento siguiendo exactamente las indicaciones del envase o del médico. No se debe tomar una dosis mayor ni menor que la indicada.

El precio aproximado de una caja de 20 comprimidos de aspirina ronda los 5€.

Efectos secundarios y contraindicaciones

El ácido acetilsalicílico, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometido a una serie de contraindicaciones, que han de ser tenidas en cuenta antes de comenzar el tratamiento a base de aspirina.

Efectos secundarios de ácido acetilsalicílico:

  • Han de ser consultados con el médico en caso de no desaparecer y comprenden: náuseas, vómitos, acidez estomacal y dolor de estómago
  • Potencialmente graves. Han de ser inmediatamente comunicados al médico en caso de aparecer y comprenden: urticarias, erupciones en la piel (sarpullido), respiración con un silbido poco usual (resoplo) o dificultad para respirar, ritmo cardíaco más acelerado de lo habitual, piel fría y húmeda, ronquera, respiración acelerada, vómitos con sangre o de un material similar a granos de café, pérdida de audición o pitidos en los oídos, heces negras o semejantes a alquitrán, presencia de sangre roja brillante en las heces

Contraindicaciones de ácido acetilsalicílico:

  • Tratamiento de resfriados y gripes en menores, que podría dar lugar al desarrollo del síndrome de Reye, enfermedad severa causante de daños en el hígado, cerebro y otros órganos
  • Trastornos gástricos como úlcera péptica, al tratarse de un fármaco agresivo para el sistema digestivo que irrita la mucosa, aumentando el riesgo de sangrado
  • Intolerancia a las AINEs, de modo que las personas intolerantes al ibuprofeno o al naproxeno, entre otras AINEs han de evitar la toma de aspirina
  • Hemofilia y otros problemas de sangrado que afecten a la coagulación de la sangre, lo que se debe a sus efectos anticoagulantes, que tienden a agravar tales problemas
  • Problemas respiratorios de índole asmática, dado que las personas con predisposición a sufrir dificultades de tipo asmático, se exponen a sufrir un agravamiento de las mismas si toman aspirina. Tampoco se recomienda su consumo en caso de broncoespasmo o contracciones de los músculos de los bronquios con interferencia en los procesos respiratorios
  • Tercer trimestre de embarazo, pues podría suponer un riesgo para la salud del bebé, pese a tratarse de un fármaco seguro desde el punto de vista del desarrollo embrionario
  • Alteraciones en los riñones, de forma que las personas que sufran trastornos renales y urinarios como la hiperuricemia o la gota, han de abstenerse de tomar este fármaco, susceptible incluso de provocar nefritis o inflamación patológica del riñón

Interacciones de ácido acetilsalicílico:

  • Acetazolamida
  • Anticoagulantes
  • Antineoplásicos
  • Alcohol
  • Antidiabéticos
  • Inhibidores de la ECA
  • Antiácidos
  • Uricosúricos
  • Diuréticos
  • Corticoides
  • Otros fármacos AINES
  • Metotrexato
  • Niacina
  • Anticonvulsionantes
  • Alendronato
  • Ginko biloba

Precauciones con ácido acetilsalicílico:

  • Problemas de riñones, hígado o corazón
  • Problemas en el estómago o intestino delgado
  • Presión arterial alta
  • Asma, pólipos nasales, fiebre del heno u otras enfermedades respiratorias crónicas
  • Gota (si se ha padecido alguna vez)
  • Menstruaciones abundantes
  • Deficiencia de la enzima deshidrogenasa de glucosa-6-fosfato (G6PD)

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la aspirina:

Referencias y fuentes: