Saltar al contenido
Fármacos Online

Amoxicilina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Amoxicilina
Amoxicilina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
4.6 (92%) 5 votes

Amoxicilina es el nombre que recibe un popular antibiótico que sirve primordialmente para el tratamiento de las infecciones generales que causan algunos microorganismos susceptibles a ella.

Hay que partir de la base de que el tratamiento con amoxicilina es uno de los más utilizados y de los que más abusa la población en general desde hace muchos años. Sin embargo, el uso indiscriminado de los antibióticos puede llegar a provocar la pérdida de su eficacia o el desarrollo de tolerancia por parte del organismo. Así, los medicamentos precisan un uso responsable para conseguir los efectos deseados.

En este artículo explicamos qué es amoxicilina y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es amoxicilina y cuándo se aplica?

Definir amoxicilina implica hablar de un fármaco perteneciente a una clase de antibióticos que se denominan “medicamentos similares” a la penicilina.

medicamento amoxicilina

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de amoxicilina son el tratamiento de:

  • Bronquitis
  • Gonorrea
  • Neumonía
  • Infecciones de nariz
  • Infecciones de oído
  • Infecciones de garganta
  • Infecciones de la piel
  • Infecciones de las vías urinarias
  • Infección de carbunco
  • Infecciones de clamidia durante el embarazo, que deberán ser atentamente supervisadas por el médico

Por el contrario, amoxicilina NO es eficaz en el tratamiento de gripes ni resfriados y no es aconsejable su mezcla con otros medicamentos, a no ser que el médico así lo prescriba.

¿Cómo se aplica amoxicilina? Dosis recomendada y precio aproximado

Amoxicilina sesuele presentar en cápsulas o comprimidos de 250mg y 500 mg, así como en polvo para líquido oral de 125mg/5 ml y de 250 mg/5ml.

Este antibiótico se toma por vía oral, no importando si es o no en ayunas. Generalmente se recomienda la administración de una dosis de amoxicilina cada 8 o 12 horas, si bien la dosis exacta y la frecuencia de las tomas serán establecidas por el médico.

El efecto que produce este antibiótico en el cuerpo es el de alterar la formación de las paredes celulares en ciertas bacterias, de modo que se impida la conexión de las cadenas de proteínas encargadas de la formación de la pared celular, lo que conlleva la muerte de la bacteria.

Su tiempo de acción va a oscilar entre los 60 y los 90 minutos tras la absorción. Mayoritariamente se absorbe en el intestino delgado y su duración en el interior del cuerpo es de entre 6 y 18 horas, desechándose por completo a las 24 horas, período en el que se desecha por vía urinaria sin que el organismo lo metabolice.

Resulta fundamental conocer el dato de que este antibiótico ha de ser administrado con extremas precauciones en personas diabéticas, dado que causa un incremento de los niveles de glucosa en orina.

La amoxicilina es también uno de los antibióticos recetados comúnmente en niños, si bien hay que estar al tanto de los riesgos de su abuso entre la población infantil, que igual que sucede en el caso de los adultos, podría causar estragos en la salud de los pequeños.

La toma de amoxicilina produce en muchas personas efectos adversos que comprenden síntomas como mareos, convulsiones y reacciones alérgicas que pueden interferir en la capacidad para conducir vehículos y operar con maquinaria pesada. De ser así, estas actividades deberán suspenderse, junto con todas aquellas que impliquen permanecer en estado de alerta, hasta su total desaparición o la finalización del tratamiento.

El precio aproximado de amoxicilina es de 3€ la caja de 30 comprimidos de 500 mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Amoxicilina, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de amoxicilina:

Leves:

  • Mareos
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Diarreas

Potencialmente más graves:

  • Convulsiones
  • Reacciones alérgicas
  • Infecciones de orina
  • Dolor estomacal o abdominal
  • Aparición de hematoma
  • Sangrados recurrentes
  • Ojos o piel amarillentos
  • Dolor de garganta

Contraindicaciones de amoxicilina:

  • Alergia a penicilinas
  • Mononucleosis infecciosa
  • Sarcoma
  • Leucemia

Los pacientes con historial de colitis ulcerosa, colitis asociada a antibióticos o enteritis regional deberán someterse a un control clínico riguroso.

Los pacientes con grave insuficiencia renal deberán ajustar las dosis al grado de funcionalismo renal.

Interacciones de amoxicilina:

  • Se incrementa la posibilidad de rash cutáneo con: alopurinol
  • Antagonismo con: antibióticos bacteriostáticos como tetraciclinas, cloranfenicol, eritromicinas y sulfamidas
  • Secreción tubular disminuida por: probenecid
  • Disminución de la eficacia de: anticonceptivos orales (utilización de métodos no hormonales)
  • Absorción disminuida por: antiácidos
  • Bebidas alcohólicas. No es aconsejable el consumo de alcohol mientras se están tomando antibióticos, pues lo normal en esos casos es que se observe un empeoramiento tanto en lo referente a los efectos secundarios del antibiótico como en lo relacionado con la ingesta de alcohol. Si bien casi todos los medicamentos pueden ver alterado su efecto cuando se mezclan con alcohol, la combinación de metronidazol o de tinidazol con bebidas alcohólicas puede acarrear efectos secundarios graves

Precauciones con amoxicilina:

  • Se debe comunicar al médico cualquier alergia o sensibilidad a las penicilinas
  • No se debe suspender el tratamiento con amoxicilina hasta su completa finalización aunque se observe mejoría. De no hacerse así, es probable que la infección reaparezca dada la supervivencia de algunas bacterias
  • Si una vez finalizado el tratamiento, no se produce el total restablecimiento, se debe acudir nuevamente al médico
  • Este antibiótico no debe ser usado durante mucho tiempo, ya que puede fomentar infecciones producidas por hongos o bacterias resistentes. Asimismo puede formar resistencia y provocar la aparición de hongos en boca, uñas o genitales. De hecho, a menudo aparece la infección del hongo cándida, más habitual en mujeres que en hombres. Si estos síntomas persisten en el tiempo, se deberán consultar con el médico
  • Mujeres embarazadas: si bien el tratamiento con amoxicilina durante el período de gestación no suele suponer ningún riesgo, es aconsejable su previa consulta con el médico
  • Período de lactancia: este antibiótico se transmite a través de la leche materna, por lo que si se está amamantando un bebé, ha de consultarse la idoneidad de su toma con el médico

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la amoxicilina:

Referencias y fuentes: