Saltar al contenido
Fármacos Online

Antineoplásicos

Los antineoplásicos o quimioterápicos son sustancias destinadas a impedir el desarrollo, crecimiento o proliferación de las células tumorales malignas. Estas sustancias pueden tener un origen natural, sintético o semisintético.

antineoplásicos

La quimioterapia o la técnica terapéutica consistente en la administración de sustancias químicas que traten el cáncer es en la actualidad un método terapéutico muy empleado, usando con estos fines una amplia variedad de fármacos antineoplásicos.

Muchos antineoplásicos son profármacos, o sea, se administra un medicamento que o bien es menos tóxico, o bien cuenta con mejores características farmacodinámicas y, una vez que se encuentra en el organismo, se convierte en otro fármaco más seguro, eficaz y selectivo frente a su diana terapéutica.

Según su mecanismo de acción, los antineoplásicos se clasifican básicamente en dos tipos:

  • Ciclo-específicos: actúan contra la célula tumoral en un ciclo determinado de la división celular
  • Ciclo-inespecíficos: afectan a la célula durante la totalidad de su ciclo de desarrollo

¿Para qué sirven?

Los medicamentos antineoplásicos, bien solos o en combinación, se pueden utilizar en el tratamiento del cáncer para conseguir:

  • Quimio-prevención: la utilización de productos naturales o sintéticos o agentes neoplásicos para la prevención o supresión de la carcinogénesis en personas que presenten una alta susceptibilidad a determinados cánceres
  • Cura: con vistas a la destrucción de la totalidad de las células cancerosas y al aumento de la esperanza de vida
  • Control: prevención o retraso del crecimiento de un tumor, de modo que se prolongue la supervivencia
  • Paliación: tratamiento de la sintomatología

Con frecuencia, los agentes antineoplásicos interrumpen la replicación a nivel celular, lo que obstruye la síntesis de nuevo material genético o causa daños irreversibles al propio ADN.

Aunque lo cierto es que esto termina por afectar a las células normales y no solo a las malignas, por suerte las células normales cuentan con una mayor capacidad para la reparación de daños menores y así continuar con vida.

Por el contrario, la debilidad mayor de las células malignas, es aprovechada para lograr los efectos terapéuticos que han sido observados cuando se administran al paciente agentes neoplásicos.

¿Cuándo aplicarlos?

La duración del tratamiento de quimioterapia a base de antineoplásicos va a depender de una serie de factores, entre los que se encuentran:

  • El tipo de cáncer
  • La extensión del cáncer
  • El tipo de fármacos administrados
  • Las toxicidades previstas de los mencionados fármacos
  • El tiempo preciso para la recuperación de dichas toxicidades

En líneas generales, el tratamiento de quimioterapia es administrado en ciclos, permitiendo atacar las células cancerosas en el momento en que son más vulnerables, dando tiempo a las células normales del cuerpo para que se recuperen del daño sufrido.

Nada encontrado

Parace que no podemos encontrar lo que estas buscando. Quizá el buscador te ayude.