Saltar al contenido
Fármacos Online

Antiparkinsonianos

Los antiparkinsonianos son fármacos destinados a aliviar o curar la enfermedad de Parkinson, provocada por las alteraciones de los centros situados en la base del cerebro, los cuales controlan la motilidad semivoluntaria o automática.

antiparkinsonianos

La enfermedad de Parkinson puede entenderse, en términos simples, como una enfermedad producida por deficiencia de dopamina. Aunque así es, también existen comportamientos anómalos en múltiples sistemas de los neurotransmisores.

El sistema de la dopamina es el mejor entendido y las deficiencias son las causantes de gran cantidad de los problemas motrices que se manifiestan durante el curso de la enfermedad, que incluyen la bradicinesia, la rigidez, la disfunción de la marcha y el temblor. Todos estos síntomas son conocidos como parkinsonismo.

El foco de la terapia farmacológica moderna está puesto en la mejora en la transmisión de la dopamina. El objetivo del tratamiento con antiparkinsonianos es la mejora de las limitaciones que padecen los enfermos de Parkinson, con las menores dosis de fármacos posibles.

¿Para qué sirven?

Estos fármacos sirven para combatir las manifestaciones típicas de la enfermedad de Parkinson y cuentan con significativos efectos vagolíticos, dopaminérgicos y alucinóticos.

Por estas razones, poseen un alto riesgo adictivo que los convierte en fármacos de potencial abusivo que solo deben usarse en casos en los que se consideren imprescindibles.

Los fármacos de utilización frecuente como antiparkinsonianos son:

  • Carbidopa/Levodopa, regulares o de liberación sostenida. La levodopa (L-Dopa) es la precursora metabólica de la dopamina y el fármaco más eficaz a la hora de abordar el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. En la práctica, suele administrarse en combinación con carbidopa
  • Antiviral que se utiliza en la profilaxia y tratamiento de la influenza A, que también posee actividad antiparkinsoniana. Pese a tener tal certeza, todavía no se ha conseguido dilucidar cuál de sus propiedades es la que tiene acción antiparkinsoniana

Agonistas del receptor de dopamina. Casi todos los agonistas receptores de la dopamina poseen acciones de duración bastante más prolongada que la de levodopa.

Inhibidores de la catecol-O-metiltransferasa (COMT). Forman una clase de fármaco recién creada para tratar la enfermedad de Parkinson.

Inhibidores selectivos de la enzima monoaminooxidasa B (MAO-B). La isoenzima MAO-B es la que posibilita la mayor parte del metabolismo oxidativo en el cerebro.

Antagonistas de los receptores muscarínicos. Fármacos que fueron muy utilizados en la terapéutica de la enfermedad de Parkinson antes de que se descubriera la levodopa.

¿Cuándo aplicarlos?

Estos fármacos se aplican en pacientes con enfermedad de Parkinson y manifestaciones extrapiramidales que hayan sido inducidas por fármacos.

 

Nada encontrado

Parace que no podemos encontrar lo que estas buscando. Quizá el buscador te ayude.