Saltar al contenido
Fármacos Online

Bencilpenicilina Procaína: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Bencilpenicilina Procaíca
Bencilpenicilina Procaína: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
5 (100%) 1 vote

Bencilpenicilina procaína es el nombre que recibe un antibiótico betalactámico, perteneciente al grupo de las penicilinas y que resulta de la combinación de la penicilina G con un anestésico local llamado procaína.

En este artículo explicamos qué es bencilpenicilina procaína y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es bencilpenicilina procaína y cuándo se aplica?

Definir bencilpenicilina procaína implica hablar de una combinación cuyo fin es reducir el dolor y la incomodidad que se asocia con la inyección intramuscular de penicilina, muy voluminosa.

Este tipo de antibióticos no son aptos para combatir gripes, influenza u otras infecciones virales. Conviene recordar que la toma de antibióticos en más casos de los precisos incrementa el riesgo de contraer una infección conforme va pasando el tiempo, resistente al tratamiento antibiótico.

medicamento Bencilpenicilina Procaíca

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de bencilpenicilina procaína consisten en el tratamiento de:

  • Faringoamigdalitis
  • Angina de Vincent
  • Escarlatina
  • Infecciones del tracto respiratorio superior
  • Bronconeumonía
  • Neumonía
  • Infecciones de la piel y de los tejidos blandos
  • Erisipela
  • Endocarditis
  • Meningitis bacteriana
  • Parodontitis
  • Sífilis
  • Todos los procesos infecciosos que causan las bacterias sensibles a la penicilina

En el pasado era usada para tratar la gonorrea genitourinaria, si bien la Neisseria gonorrhoae con frecuencia produce betalactamasas y ha desarrollado la temida resistencia a la penicilina, por lo que se ha reemplazado por otros betalactámicos.

¿Cómo se aplica bencilpenicilina procaína? Dosis recomendada y precio aproximado

Bencilpenicilina procaína se suele presentar en polvo para inyección de 1 gramo, correspondiente a 1 millón de UI y de 3 gramos, correspondientes a 3 millones de UI, en viales.

La forma de administrar este fármaco es por vía muscular profunda. La inyección se debe administrar con lentitud y en grandes áreas de masa muscular, como el glúteo o la parte posterior del muslo.

En niños, la inyección intramuscular es preferible que se administre en el lateral medio del muslo, reservando la zona de los glúteos para aquellos casos en los que sea preciso, como en pacientes quemados, evitando que se dañe el nervio ciático. Los niños menores de dos años pueden recibir su dosis dividida en dos inyecciones y administrada en dos puntos que se encuentren separados.

La dosis recomendada de bencilpenicilina procaína  va a depender de la patología a tratar, así como de que el paciente se trate de un adulto o de un niño.

Tras la toma de bencilpenicilina procaína pueden aparecer efectos indeseables graves que incluyen reacciones anafilácticas, de forma que este fármaco puede influir significativamente en la capacidad para conducir o utilizar máquinas. Es por ello que se recomienda suspender tales actividades, junto con todas aquellas que exijan permanecer en estado de alerta, hasta que el estado del paciente sea sometido a valoración médica o el tratamiento finalice.

 Efectos secundarios y contraindicaciones

Bencilpenicilina procaína, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de bencilpenicilina procaína:

  • Reacción anafiláctica
  • Enfermedad del suero
  • Urticaria
  • Rash cutáneo

En ciertos casos se ha constatado que bencilpenicilina procaína puede originar una colitis pseudomembranosa, así como que dosis elevadas de este fármaco pueden dar lugar en sujetos sensibles a una reacción tóxica de rápido inicio, que suele caracterizarse por alteraciones nerviosas.

Contraindicaciones de bencilpenicilina procaína:

  • Antecedentes de alergia

Interacciones de bencilpenicilina procaína:

  • Incompatibilidad con la administración de antibióticos bacteriostáticos

Precauciones con bencilpenicilina procaína:

  • Los pacientes tratados con este fármaco deberán experimentar un cierto grado de mejoría durante los primeros días de tratamiento. En el caso de que los síntomas no mejoren y, por supuesto si empeoran, deberán ser consultados con el médico
  • Pese a que se experimente el mencionado grado de mejoría, resulta fundamental recibir todas las inyecciones de penicilina G procaína que hayan sido prescritas. Dejar de recibir la necesaria inyección de penicilina G procaína antes de tiempo u omitir dosis, puede llevar aparejado que la infección no se cure por completo y que las bacterias terminen por desarrollar resistencia a los antibióticos
  • Algunos pacientes experimentan una fuerte y repentina sensación inmediatamente después de recibir una dosis de pencilina G procaína, cuya duración aproximada puede oscilar entre los 15 y los 30 minutos. Si tras recibir la inyección el paciente presenta sintomatología tal como agitación, ansiedad, confusión, debilidad, convulsiones o ver o escuchar voces que no existen, temor a morir o comportamiento agresivo, se deberá informar con la mayor rapidez posible al médico
  • Este fármaco no es recomendable como tratamiento de primera elección de la sepsis neonatal, salvo en aquellas áreas en las que la mortalidad neonatal sea elevada y siempre que sea administrado por personal con suficiente cualificación en situaciones en las que los accesos a hospitales no sean fáciles
  • Mujeres embarazadas: el uso de este medicamento durante el embarazo se considera seguro en principio, si bien resulta imprescindible que se consulten con el médico los riesgos y beneficios de su utilización durante el transcurso del período de gestación
  • Mujeres en período de lactancia: este fármaco pasa a la leche materna, de forma que el lactante puede recibirlo, con el consiguiente riesgo de sensibilización, erupciones cutáneas o diarrea. Por ello, el médico habrá de evaluar la conveniencia de continuar con el tratamiento o abandonar la lactancia natural

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre labencilpenicilina procaína:

Referencias y fuentes: