Saltar al contenido
Fármacos Online

Ceftazidima: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Ceftazidima
Ceftazidima: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
5 (100%) 1 vote

Ceftazidima es el nombre que recibe un fármaco antibiótico que cuenta con acción comprobada contra las bacterias gram-negativas. Se utiliza para el tratamiento de determinados tipos de infecciones bacterianas.

En este artículo explicamos qué es ceftazidima y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es ceftazidima y cuándo se aplica?

Definir ceftazidima implica hablar de una cefalosporina de tercera generación que tiende a usarse en el caso de que otros antibióticos no den el resultado esperado. Los cuadros clínicos que suelen atenderse con ceftazidima son infecciosos.

Este antibiótico elimina los bacilos, es decir, las bacterias en forma de barra que se hallan en diversos ambientes. No se emplean para combatir gripes, procesos catarrales ni afecciones de origen viral.

medicamento ceftazidima

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de ceftazidima son:

  • Infecciones en pulmones, sangre, columna vertebral, cerebro, dermis, huesos, meningitis, uretra y genitales femeninos
  • Infección repetitiva o prolongada en el oído
  • Infección causada por bacilos en la base de la cabeza, que pueden llegar a ser letales
  • Infección en la parte interna de los abdominales complejos
  • Infección grave en los tejidos blandos
  • Infecciones contraídas durante las intervenciones quirúrgicas, sobre todo aquellas que guardan relación con la uretra
  • Pacientes con deficiencias nefríticas precisan a menudo la combinación de ceftazidima con otro antibiótico

¿Cómo se aplica ceftazidima? Dosis recomendada y precio aproximado

Ceftazidima se suele presentar en polvo para inyección de 250 mg, 500 mg, 1 g y 2 g en viales.

La dosis recomendada de ceftazidima es de:

  • Adultos: 1 g por vía intramuscular cada 8 o 12 horas
  • Niños: No es aconsejable su empleo en niños menores de 12 años

El tiempo de duración del tratamiento va a depender de la vulnerabilidad que muestren los agentes microbianos detonantes del cuadro infeccioso, así como del estado en el que se encuentren los riñones del paciente y de la complejidad de la dolencia en cuestión. Generalmente, los pacientes que enfrentan problemas hepáticos no precisarán modificaciones en las cantidades.

Este antibiótico se administra por vía intravenosa (IV) o intramuscular (IM) profunda. Por vía IM el lugar idóneo es en el cuadrante externo superior del glúteo o en la parte lateral del muslo. Es aconsejable la vía de administración estándar que es la IV intermitente o la perfuión IV continua. La vía IM solo se debe considerar en aquellos casos en los que no sea posible la IV o por cualquier razón resulte menos adecuada para el paciente.

Los efectos de ceftazidima se empiezan a notar una hora después de que se administre la inyección. El cuerpo la segrega al orinar o, en el caso de las mujeres, al amamantar. En la mayoría de las ocasiones es expulsada en unas dos horas, salvo en los pacientes con historial de insuficiencia nefrítica que suelen requerir más de 10 horas para su expulsión.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas.

Tras la toma de ceftazidima se pueden experimentar efectos adversos como puedan ser mareos, capaces de interferir en la capacidad para conducir un vehículo o ejecutar operaciones con maquinaria peligrosa. En el caso de que tales efectos aparezcan se habrá de suspender el ejercicio de estas actividades junto con el de todas aquellas que exijan permanecer en estado de alerta hasta que la sintomatología sea sometida a valoración médica o el tratamiento finalice.

El precio aproximado de ceftazidima es de 5,50€ el vial de polvo para solución para perfusión de 1 g.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Ceftazidima, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de ceftazidima:

Leves (no precisan atención médica a no ser que no desaparezcan o se intensifiquen):

  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Irritación de la boca
  • Dolor, irritación o hinchazón en el lugar de la inyección
  • Irritación, picor vaginal

Potencialmente graves (precisan atención médica inmediata tan pronto se constate su aparición):

  • Reacciones alérgicas que incluyen erupción cutánea, urticarias, picazón o hinchazón de cara, lengua o labios
  • Confusión
  • Orina oscura
  • Ardor, hormigueo y entumecimiento
  • Dolor o decoloración en la boca
  • Dificultad al respirar o silibancias
  • Fiebre
  • Baja presión sanguínea
  • Dolor o dificultad al orinar
  • Rigidez muscular
  • Convulsiones
  • Cansancio o debilidad inusuales
  • Tonalidad amarillenta en piel u ojos
  • Formación de ampollas, enrojecimiento, distensión o descamación de la piel que inclusive puede ser en el interior de la boca

Contraindicaciones de ceftazidima:

  • Hipersensibilidad a ceftazidima y a cefalosporinas
  • Antecedentes de grave hipersensibilidad a cualquier otro tipo de antibiótico beta-lactámico
  • Disfunción en los riñones

Interacciones de ceftazidima:

  • Efecto antagonizado por cloranfenicol
  • Pruebas de laboratorio: puede dar falso positivo en prueba de Coombs y falsas glucosurias por métodos reductores

Precauciones con ceftazidima:

  • Tras la inyección de este antibiótico, los pacientes suelen experimentar una pronta mejoría, que en ningún caso significa que pueda abandonarse el tratamiento antes del período prescrito
  • Durante la administración de este fármaco se deberá prestar atención a ciertos síntomas como las reacciones alérgicas, los trastornos gastrointestinales (entre los que destaca la diarrea) y los trastornos del sistema nervioso
  • En el caso de que el paciente precise la realización de análisis de glucosa en orina o de Test de Coombs es preciso informar de la toma de ceftazidima a la persona que los realice, ya que este antibiótico puede alterar sus resultados
  • Mujeres embarazadas: no existen estudios adecuados al respecto, si bien los efectuados en animales no han podido demostrar efectos perjudiciales ni directos ni indirectos relacionados con el embarazo, con el desarrollo embrionario o fetal, con el parto o con el desarrollo postnatal del bebé
  • Mujeres en período de lactancia: este antibiótico se excreta en pequeñas cantidades en leche materna, si bien a dosis terapéuticas no sé prevé que tenga efectos sobre el lactante, por lo que en principio puede ser usado por madres que estén amamantando

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la ceftazidima:

Referencias y fuentes: