Saltar al contenido
Fármacos Online

Clindamicina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Clindamicina
Clindamicina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
4.6 (92%) 5 votes

Clindamicina es el nombre que recibe un fármaco de tipo antibiótico que se utiliza para combatir las infecciones producidas por bacterias como los cocos aerobios, estreptococos, estafilococos y los bacilos anaerobios como los de los géneros fusobacterium y bacteroides.

Los antibióticos son sustancias activas que se encargan de matar las bacterias infecciosas, con el fin de facilitar la curación y eliminar los molestos o dolorosos síntomas.

En este artículo explicamos qué es clindamicina y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es clindamicina y cuándo se aplica?

Definir clindamicina implica hablar de un antibiótico usado para el tratamiento de diversas afecciones bacterianas que afectan a sangre y a pulmones, así como para el tratamiento de infecciones de otros órganos internos e infecciones de los órganos reproductores femeninos causadas por ciertos tipos de bacterias, tanto aerobias como anaerobias.

Clindamicina es un antibiótico cuyo origen se encuentra en una derivación de las lincosamidas. En principio fue promovido como un antiestafilococo, pero años más tarde se corroboró que era un potente agente contra las bacterias anaeróbicas que causan las infecciones.

Una peculiaridad de este fármaco reside en el hecho de que su uso médico a menudo se confunde con su uso cosmetológico, debido a que clindamicina es una sustancia ligada al tratamiento del acné y de la celulitis, si bien han de tratarse de casos patológicos que habrán de ser atendidos por personal médico cualificado.

medicamento clindamicina

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de clindamicina se basan en el tratamiento de afecciones como:

  • Absceso pulmonar
  • Abscesos en la piel
  • Abscesos dentales
  • Abscesos periodontales
  • Amigdalitis
  • Acné
  • Bronquitis
  • Artritis séptica
  • Encefalitis
  • Endocartitis
  • Celulitis
  • Cervicitis
  • Endometritis
  • Faringitis
  • Escarlatina
  • Heridas infectadas en la piel
  • Malaria
  • Forúnculos
  • Otitis media
  • Rosácea
  • Peritonitis
  • Neumonía
  • Osteomielitis
  • Periodontitis
  • Septicemia
  • Vaginosis bacteriana

Clindamicina se usa para luchar contra las infecciones bacterianas que resisten a otros medicamentos como la penicilina, así como en pacientes que carecen de defensas por estar infectados de SIDA y para acabar con diversas infecciones de cocos y de bacilos aerobios y anaerobios.

Su mecanismo de acción es el ataque activo a nivel microbacteriano a la mayoría de las infecciones que causan los organismos anaerobios, la mayoría de los cocos grampositivos y algunos protozoarios.

Su eficacia aumenta en combinación con otros medicamentos protectores del estómago y antibióticos que eviten futuras complicaciones, utilizándose en casos de infecciones bacterianas que muestran resistencia a otros antibióticos como la penicilina.

Igualmente es un antibiótico utilizado para el tratamiento de infecciones intraabdominales, como puedan ser ciertas infecciones de peritonitis, en las que este fármaco se inyecta.

Las infecciones del aparato genital femenino como endometritis, cervicitis y otras infecciones genitales femeninas son tratadas también con clindamicina.

Combate infecciones respiratorias causadas por bacilos y cocos, entre las que destacan la neumonía, la bronquitis y el absceso pulmonar.

Resulta muy eficaz en el tratamiento de diversas enfermedades de la piel y en heridas, así como para tratar determinados casos de acné y abscesos en la piel.

Se incorpora a los cuidados posteriores en aquellos pacientes que fueron sometidos a cirugías de cabeza y cuello, reduciendo el riesgo de contraer infecciones a consecuencia de una bajada de defensa y, especialmente, en las zonas tratadas por la cirugía.

¿Cómo se aplica clindamicina? Dosis recomendada y precio aproximado

Clindamicina se suele presentar en cápsulas de 150 mg (como clorhidrato), en inyecciones de 150 mg /ml (como fostato), en líquido oral de 75 mg/5ml (como palmitato) y en cremas.

La dosis recomendada de clindamicina para la mayoría de las infecciones es:

  • Adultos: de 150 a 450 mg cada 6 horas durante el período que se prescriba
  • Niños: dosis más bajas que recetará el médico

Por vía oral este antibiótico se puede tomar con las comidas. Ha de administrarse con un vaso entero de agua para evitar la posible irritación del esófago. Por vía intramuscular o intravenosa, ha de diluirse antes de la administración intravenosa y se debe perfundir durante un mínimo de 10-40 minutos. La concentración no debe exceder de los 12 mg de clindamicina por cada ml de solución.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas.

La toma de clindamicina no debe producir efectos sobre la capacidad para conducir o utilizar máquinas pesadas. No obstante, de notarse cualquier tipo de síntoma que pudiera interferir en dichas capacidades así como en todas aquellas que exijan permanecer en estado de alerta, se deberán suspender su administración hasta que el efecto del antibiótico sea valorado por el médico o finalice el tratamiento.

El precio aproximado de clindamicina es de 4€ la caja de 24 cápsulas de 150 mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Clindamicina, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de clindamicina:

  • Anemia
  • Fibrilación ventricular
  • Arritmias severas
  • Bloqueo cardíaco
  • Vasculitis
  • Bigeminismo ventricular
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Bloqueo neuromuscular
  • Colitis
  • Esofagitis
  • Dolor abdominal
  • Inflamación abdominal
  • Mucosidad abdominal

Contraindicaciones de clindamicina:

  • Hipersensibilidad a clindamicina o lincomicina
  • Antecedentes de colitis asociada a antibióticos (vía oral)

Interacciones de clindamicina:

  • Tratamiento con eritromicina (otro antibiótico)

Precauciones con clindamicina:

  • Este antibiótico se utiliza para el tratamiento de aquellas infecciones que se hayan hecho resistentes a antibióticos como penicilinas, siempre que tales infecciones no se hallen alojadas en el sistema nervioso central
  • Este antibiótico ha de ser recetado necesariamente por un médico y no afecta a aquellos virus que casen males del tipo de la gripe u otras infecciones virales
  • Personas que padezcan o hayan padecido infección intestinal o que padezcan alguna disfunción hepática o renal: han de comunicar tales circunstancias al médico con el fin de que pueda evaluar la conveniencia de la administración de este antibiótico
  • Mujeres embarazadas y en período de lactancia: no deben tomar este antibiótico salvo indicación médica .Tampoco se usará por aquellas que pretendan quedarse embarazadas salvo indicación médica

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la clindamicina:

Referencias y fuentes: