Saltar al contenido
Fármacos Online

Dermatológicos

Los fármacos dermatológicos están destinados a controlar y tratar las lesiones elementales de la piel y las enfermedades que le afectan. Dentro de esta especialidad, está en auge la dermatología cosmética.

dermatológicos

¿Para qué sirven?

La farmacología dermatológica se ocupa de estudiar la aplicación de los fármacos a la piel para tratar las enfermedades que le afectan, si bien utilizar fármacos sobre la superficie cutánea persigue más objetivos:

  • El tratamiento de las enfermedades que afectan a otros órganos o sistemas (sistema transdérmico)
  • El mantenimiento de las condiciones funcionales y estéticas de la piel
  • La protección de la piel de nocivos efectos de los agentes físicos (principalmente radiación solar)

Tiempo atrás, el tratamiento dermatológico constaba sobre todo del alivio de los síntomas. En este sentido, la farmacopea dermatológica ha avanzado con gran rapidez durante el siglo pasado, consiguiendo la mejora de la comprensión de los procesos de afección. Los avances tecnológicos y científicos han permitido que a día de hoy se disponga de medicamentos dirigidos a combatir específicos procesos mórbidos.

La terapéutica en dermatología puede ser tópica o sistemática. Los preparados tópicos los forman uno o más principios activos así como un vehículo al que se incorporan para poder aplicarlos sobre la piel. Mientras que los primeros se establecen en función de la concreta patología a tratar, la elección del segundo va a depender de multitud de factores.

¿Cuándo aplicarlos?

El tratamiento local o tópico es el aplicado directamente sobre la piel, interviniendo 3 elementos: piel, vehículo y principio activo. Respecto a la piel, existen 2 aspectos relevantes en terapéutica dermatológica:

  • Anatomía. El estrato córneo es la estructura orgánica que se opone con intensidad mayor al paso de los fármacos. Su cinética de renovación implica un recambio total del mismo cada 15-30 días, siempre que se trate de una piel normal
  • Estado de la piel. La adecuada hidratación de la piel desempeña un papel determinante a la hora de mantener las condiciones estéticas y fisiológicas, facilitando además la penetración de muchos fármacos a través de la piel, razón por la cual la hidratación es uno de los inmediatos objetivos de la terapéutica farmacológica

Los tratamientos dermatológicos habrán de ser aplicados:

  • Ante la aparición de sintomatología alarmante en el caso de aquellas enfermedades que afecten a otros órganos o sistemas
  • Como tratamiento preventivo para el mantenimiento de las condiciones funcionales y estéticas de la piel, así como para la óptima protección de la piel frente a los efectos nocivos de los agentes físicos

Nada encontrado

Parace que no podemos encontrar lo que estas buscando. Quizá el buscador te ayude.