Saltar al contenido
Fármacos Online

Dietilcarbamazina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Dietilcarbamazina
Dietilcarbamazina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
4.7 (94.29%) 7 votes

Dietilcarbamazina es el nombre que recibe  un derivado de la piezina con acción microfilaricidal que cuenta con un efecto sobre la macrofilaria de Loa loa. Se utiliza en el tratamiento de filariosis en Wuchereria bancrofti, Brugia timori, Brubia malavi, Loa loa y Onchocerca volvulus.

En este artículo explicamos qué es dietilcarbamazina y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es dietilcarbamazina y cuándo se aplica?

Definir dietilcarbamazina implica hablar de un fármaco eficaz en el tratamiento de determinadas infecciones por lombrices. No funciona en infecciones por lombrices como por ejemplo tenias u oxiuros.

medicamento dietilcarbamazina

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de dietilcarbamazina son:

  • Tratamiento de filariasis
  • Tratamiento del pulmón eosinofílico (eosinofilia tropical o eosinofilia pulmonar tropical)
  • Tratamiento de la oncocerciasis (ceguera del río)

Sus propiedades farmacocinéticas tienen las siguientes características:

  • Rápida absorción. El principio activo alcanza su máxima concentración en el suero sanguíneo tras 1,5 o 2 horas
  • La vida media de eliminación oscila entre 2 y 10 horas. Tal variación es debida a la diferente acidez de la orina, la cual afecta a este indicador
  • Un alto porcentaje de los antihelmínticos que ingresan al tracto digestivo se metabolizan, resultando el metabolismo más activo que el medicamento en estado puro
  • El fármaco y sus metabolitos se excretan por la orina y las heces, en una proporción de 50/50

¿Cómo se aplica dietilcarbamazina? Dosis recomendada y precio aproximado

Dietilcarbamazina se suele presentar en comprimidos de 50 mg y de 100 mg. Este fármaco se debe tomar inmediatamente después de las comidas.

La dosis recomendada de dietilcarbamazina es de:

Adultos:

  • Tratamiento de filariasis y loiasis; 50 mg el primer día, 50mg 3 veces al día el segundo día y 100 mg 3 veces al día el tercer día. Del día 4 al 21: 2mg/kg 3 veces al día
  • Niños: la mitad de la dosis de adultos los 3 primeros días. El resto de días: igual

La profilaxis de la filariasis es de 50 mg cada mes y de la loiasis es de 5 mg/kg durante 3 días consecutivos en el mes.

La cura completa de la infección requiere usar el medicamento durante el tiempo completo del tratamiento, con independencia de que antes se note una mejoría de la condición.

En ciertas infecciones puede necesitarse una segunda dosis del fármaco para la cura completa de las mismas. Dejar de tomar este medicamento antes de tiempo puede propiciar que la infección vuelva. No se debe dejar pasar ninguna dosis.

Si se pasa una dosis del fármaco, lo ideal es tomarla lo antes posibles. No obstante, si apenas falta una hora para la próxima dosis, es mejor dejar pasar la dosis olvidada y volver al horario regular de dosificación, sin usar doble dosificación.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas.

Aunque el efecto de dietilcarbamazina permite a este fármaco la reducción rápida del número de microfilarias, el mecanismo de acción de los medicamentos antihelmínticos no está claro del todo, si bien se cree que el principio activo contribuye a reducir el ácido araquidónico, tanto en el organismo del parásito como en las personas.

La deficiencia de este ácido conlleva un estrechamiento de los vasos en el portador (plaquetas y granulocitos hacen que sea más sencillo golpear el helminto debilitado), alterando el intercambio celular en el parásito.

La toma de dietilcarbamazina puede producir mareos, por lo que la capacidad para conducir un vehículo u operar con maquinaria pesada puede quedar mermada. También puede interferir en la forma de llevar a cabo cualquier actividad que requiera una especial atención, por lo que, de constatarse el mareo, se deben suspender todas estas actividades hasta que el médico valore la sintomatología o el tratamiento finalice.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Dietilcarbamazina, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de dietilcarbamazina:

Los efectos secundarios son variables en función del tipo de infección tratada.

En filariasis: con frecuencia, escalofríos, fiebre, anorexia y vértigo. Ocasionalmente, mialgia, artralgia, cefalea, vómitos, náuseas y linfadenitis

En loiasis: con frecuencia, reacciones alérgicas cutáneas, edema, artralgia, fiebre, náuseas, vómitos y fiebre. Raramente, exacerbación de encefalitis por loiasis, que en determinados casos puede resultar fatal

Contraindicaciones de dietilcarbamazina:

  • Hipersensibilidad a uno de sus componentes
  • Enfermedad ocular grave
  • Antecedentes de convulsiones
  • Enfermedad intercurrente
  • Insuficiencia renal
  • Personas con riesgos de crisis convulsiva

Interacciones de dietilcarbamazina:

  • Medicamentos administrados por vía oral más almagato (por vía oral)
  • Medicamentos administrados por vía oral más almasilato (por vía oral)
  • Medicamentos administrados por vía oral más dosmalfato
  • Medicamentos administrados por vía oral más resina quelante
  • Medicamentos administrados por vía oral más tópicos gastrointestinales, absorbentes y antiácidos

Precauciones con dietilcarbamazina:

  • Es recomendable un estricto control clínico, sobre todo durante las fases iniciales del tratamiento. Debe abandonarse el tratamiento ante la mínima sintomatología de encefalitis. El riesgo de encefalitis por dietilcarbamazina se incrementa durante el tratamiento de la oncocerquiasis, por lo que su utilización en tal parasitosis es puesta en entredicho
  • El uso de este fármaco por un período largo puede llegar a causar ceguera nocturna o visión de túnel
  • Mujeres embarazadas: dadas las severas reacciones que pueden seguir a la administración de este fármaco, se aconseja que se posponga el tratamiento de las mujeres embarazadas hasta después del parto. Asimismo, la sospecha de embarazo o la idea de quedar embarazada durante el transcurso del tratamiento habrán de ser también comunicadas al médico
  • Mujeres en período de lactancia: no existe información útil sobre si dietilcarbamazina se excreta en leche materna, por lo que esta circunstancia ha de ser comunicada al médico con el objetivo de que valore la conveniencia para la madre del tratamiento, frente a los posibles efectos que pudiera surtir en el niño

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la oncocercosis:

Referencias y fuentes: