Saltar al contenido
Fármacos Online

Fenoximetilpenicilina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Fenoximetilpenicilina
Fenoximetilpenicilina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
5 (100%) 1 vote

Fenoximetilpenicilina es el nombre que recibe un antibiótico que resulta muy útil para el tratamiento de una serie de infecciones bacterianas entre las que destacan la faringitis estreptocócica, la celulitis y la otitis media. También se usa para prevenir la fiebre reumática, así como para prevenir las infecciones que pueden sobrevenir tras la extirpación del bazo.

En este artículo explicamos qué es  fenoximetilpenicilina y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación  con otros fármacos similares.

¿Qué es fenoximetilpenicilina y cuándo se aplica?

Definir fenoximetilpenicilina, que también se denomina penicilina V,   implica hablar de un antibiótico que deriva de la penicilina G. Su administración es preferible a la de esta última cuando ha de hacerse por vía oral, dado que posee una mejor estabilidad en el ácido gástrico, circunstancia que provoca niveles más elevados en el plasma.

La penicilina V es una antibiótico antibacteriano betalactámico, primordialmente bactericida. Su mecanismo de acción se basa en inhibir la tercera y última etapa de la síntesis de la pared celular bacteriana por su unión a otras proteínas específicas de unión a penicilina que se hallan en el interior de la pared celular bacteriana.

medicamento fenoximetilpenicilina

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de fenoximetilpenicilina son:

  • Faringitis estreptocócica
  • Celulitis
  • Otitis media
  • Amigdalitis
  • Bronconeumonía
  • Bronquitis
  • Erisipela
  • Escarlatina
  • Forúnculo
  • Endocarditis bacteriana
  • Absceso
  • Profilaxis de fiebre reumática
  • Estomatitis
  • Gingivitis
  • Flemón
  • Profilaxis en extracción dental
  • Tratamiento y profilaxis de infección estreptocócica

¿Cómo se aplica fenoximetilpenicilina? Dosis recomendada y precio aproximado

Fenoximetilpenicilina se suele presentar en comprimidos de 250 mg (como sal potásica) y en polvo para líquido oral de 250 mg (como sal potásica)/5 ml, a reconstituir con agua filtrada.

Su administración es por vía oral y se puede efectuar con las comidas. No obstante, los niveles plasmáticos son algo más elevados cuando se administra en ayunas.  En cuanto al contenido de los sobres, se vierte en unos 20 ml de agua y se toman una vez agitados hasta completa disolución.

La dosis recomendada de fenoximetilpenicilina es:

  • Niños menores de un año: 125 mg 2 veces al día
  • Niños de 1 a 5 años: 250 mg 2 veces al día
  • Niños de 6 a 11 años: 500 mg 2 veces al día
  • Niños a partir de 12 años y adultos 1 g 2 veces al día

La duración del tratamiento de angina causada por estreptococos y escarlatina es de 10 días.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la  correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas.

En principio, la toma de penicilina V no debería interferir en la capacidad para conducir vehículos ni para operar con maquinaria peligrosa. No obstante, tales actividades más las que exijan permanecer en estado de alerta, habrán de ser suspendidas si se observa algún tipo de síntoma que pueda interferir en las mismas. En este último caso, conviene someter los síntomas sobrevenidos a evaluación médica o esperar a la terminación del tratamiento para volver a llevar a cabo este tipo de actividades.

El precio aproximado de fenoximetilpenicilina es de 8€ la caja de 30 cápsulas de 250 mg y de 9,60€ la caja de 40 sobres de 250mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Fenoximetilpenicilina, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de fenoximetilpenicilina:

  • Erupción eritematosa
  • Urticaria
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Alteración hemática reversible
  • Diarrea
  • Trombocitopenia
  • Anemia
  • Trastorno de coagulación
  • Leucopenia

Contraindicaciones y precauciones con fenoximetilpenicilina:

  • Pacientes con insuficiencia renal: este antibiótico ha de ser usado con precaución en pacientes con este tipo de dolencias, dado que es eliminado por mecanismos renales. Así, es posible que sus dosis hayan de ser reducidas
  • Pacientes con hipersensibilidad a la penicilina: este antibiótico ha de ser usado con precaución en pacientes que presenten hipersensibilidad a las cefalosporinas o hipersensibilidad a los imipenem. Dada la similitud a nivel estructural de la fenoximetilpenicilina con la cefalosporinas y el imipenem, son pacientes que cuentan con mayor posibilidad de sufrir una reacción de hipersensibilidad cruzada. Los pacientes con reacciones alérgicas o alergias que incluyen asma, urticaria, eczema o fiebre del heno, cuentan con mayor riesgo de padecer reacciones de hipersensibilidad a las penicilinas
  • Pacientes con antecedentes de enfermedad gastrointestinal y principalmente colitis: hay que partir de la base de que los efectos gastrointestinales adversos que se asocian con la terapia a base de antibióticos exacerben la condición. A ello hay que añadir que los pacientes que desarrollen diarrea mientras toman penicilina o tras su toma, han de considerar en el diagnóstico diferencial una colitis pseudomembranosa asociada
  • Mujeres que toman anticonceptivos orales que contienen estrógenos: pueden ver reducida la eficacia de esos anticonceptivos, por lo que deberán adoptar precauciones adicionales para evitar embarazos indeseados mientras dure el tratamiento
  • Mujeres embarazadas: no existen estudios adecuados y bien controlados en seres humanos que indiquen la conveniencia o no de tomar penicilina V durante el período de gestación, por lo que será el médico quien tome una decisión al respecto, en virtud de las circunstancias del caso
  • Mujeres en período de lactancia: las penicilinas se excretan en leche materna. El bebé lactante pude sufrir candidiasis, diarrea y erupción en la piel. Es necesario valorar los potenciales beneficios para la madre frente al riesgo potencial para el niño

Interacciones de fenoximetilpenicilina:

  • Con antibióticos bacteriostáticos: no administrar simultáneamente
  • Por probenecid: secreción tubular disminuida

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre las penicilinas:

Referencias y fuentes: