Saltar al contenido
Fármacos Online

Fomepizol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?

Fomepizol
Fomepizol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?
4.7 (93.33%) 6 votes

Fomepizol, también conocido como metil-pirazol, es el nombre que recibe un medicamento utilizado para el envenenamiento por etilenglicol o metanol. Mientras que el etilenglicol se encuentra en refrigerantes y anticongelantes, el metanol se encuentra en el líquido limpiaparabrisas y en múltiples soluciones limpiadoras.

En este artículo explicamos qué es fomepizol y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es fomepizol y cuándo se aplica?

Definir fomepizol implica hablar del antídoto de elección en las intoxicaciones por etilenglicol y metanol, al inhibir la enzima alcohol-deshidrogenasa (ADH) de manera mucho más potente que el etanol, dado que este antídoto cuenta con una afinidad por la ADH 1.000 veces superior.

medicamento Fomepizol

¿Para qué sirve?

La principal indicación de fomepizol es:

  • Antídoto de la intoxicación por etilenglicol o metanol

Este antídoto ha demostrado poder bloquear in vitro la actividad de la enzima alcohol-deshidrogenasa en el hígado humano, además de en otras especies como perros y monos. La concentración de fomepizol con la que es inhibido en un 50% el alcohol deshidrogenasa está en torno a 0,1 mol/L.

¿Cómo se aplica fomepizol? Dosis recomendada y precio aproximado

Fomepizol se suele presentar en inyecciones de 5mg/ml (sulfato) en ampollas de 20 ml o de 1 g/ml (base) en ampollas de 1,5ml.

El objetivo de la administración de la dosis de fomepizol es el de alcanzar concentraciones plasmáticas superiores a 0,8 mcg/mL (10 mmol/L), a través de la siguiente:

Pauta inicial:

  • Intravenoso: 15 mg/kg en 100-250 ml de SG al 5% que ha de pasar en 30 minutos

Pauta de mantenimiento:

  • Intravenoso: 10mg/kg cada 12 horas, que ha de pasar en 30 minutos, hasta completar 4 dosis. Puede seguirse con 15mg/kg cada 12 horas hasta lograr cifras plasmáticas de etilenglicol o metanol inferiores a 20 mg/dl. La recomendación de aumentar las dosis de mantenimiento se debe a la capacidad de inducción de su metabolismo. En pediatría han de utilizarse las mismas dosis. En la práctica clínica, no se precisa monitorizar las concentraciones plasmáticas de este fármaco

Si el paciente se ha de hemodializar (HD), habida cuenta de que el fomepizol es dializable, se proponen 2 alternativas:

1ª. Durante la HD, se puede administrar 1,25 mg/kg/h de fomepizol en perfusión continua.

2ª. Si han transcurrido más de 6 horas desde la última administración de fomepizol, se puede administrar una nueva dosis al iniciar la HD. Durante el transcurso de la HD, administrar fomepizol cada 4 horas. Una vez acabe la HD, si han pasado entre 1 y 3 horas de la última dosis, administrar el 50% de la dosis que correspondería. Si han pasado más de 3 horas de la última dosis, administrar la dosis completa.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia de su administración.

Tras la toma de fomepizol puede aparecer sensación de somnolencia o de mareo, efectos que son susceptibles de interferir en la capacidad de conducir y de operar con maquinaria, de modo que tales actividades han de suspenderse, lo mismo que todas aquellas que exijan permanecer en estado de alerta, hasta la total desaparición de los efectos o el fin del tratamiento.

El precio aproximado de este antídoto en su modalidad inyectable no se contempla en este caso, al no tratarse de un medicamento de venta al público.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Fomepizol, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometido a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de fomepizol:

Leves:

  • Visión borrosa, tintineo en los oídos o dolor de cabeza
  • Náuseas leves, diarrea, vómitos, hipo, pérdida del apetito
  • Mal sabor o sabor metálico en la boca
  • Sarpullido leve o comezón en la piel
  • Dificultades para conciliar y/o mantener el sueño

Graves y que, de aparecer, han de ser consultados inmediatamente con el médico:

  • Reacción alérgica con síntomas del estilo de comezón o ronchas, hinchazón del rostro o manos, hormigueo o hinchazón en boca o garganta, dificultades respiratorias u opresión en el pecho
  • Disminución en la frecuencia y cantidad de la orina
  • Fiebre y/o dolor de garganta
  • Ritmo cardíaco lento o acelerado
  • Desmayos o desvanecimientos
  • Dolor, picazón, enrojecimiento, hinchazón, ampollas o sarpullido en la zona en la que se insertó el agua
  • Convulsiones
  • Problemas a la hora de hablar o incapacidad a la hora de pararse o caminar
  • Vómitos, náuseas o diarrea, severos
  • Moretones, sangrado o debilidad sin razón aparente

Contraindicaciones de fomepizol:

  • Pacientes con reacción documentada de grave hipersensibilidad a fomepizol o a otros pirazoles

Interacciones de fomepizol:

  • Dosis orales reducen significativamente la tasa de eliminación del etanol a través de la inhibición del alcohol deshidrogenasa. En el mismo mecanismo, etanol disminuye casi al mismo nivel la tasa de eliminación de fomepizol
  • Interacciones recíprocas se pueden dar con el uso concomitante de fomepizol con medicamentos de los que aumentan o inhiben el sistema del citocromo P450 (como fenitoína, cimetidina, carbamazepina o ketoconazol). Sin embargo, dichas potenciales interacciones no han llegado a ser estudiadas a día de hoy.

Precauciones con fomepizol:

  • No se debe administrar mediante inyección en bolo o sin diluir. La detección de signos de reacciones alérgicas es más sencilla mediante monitorización
  • Se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo, no teniéndose datos acerca de si fomepizol puede causar daños al feto cuando se administra a mujeres embarazadas o sobre si puede afectar su capacidad de reproducción, por lo que únicamente se les debe administrar en el caso de que sea absolutamente necesario

Además de ser tratados con fomepizol, los pacientes que presentan intoxicación por etilenglicol o metanol, han de ser sometidos a tratamiento para la reducción de la acidosis metabólica, el síndrome de dificultad respiratoria del adulto, la insuficiencia renal aguda (etilenglicol), los trastornos visuales (metanol) y la hipocalcemia. Otras posibles terapias de apoyo son la administración de líquidos y de bicarbonato de sodio.

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre el fomepizol:

Referencias y fuentes: