Saltar al contenido
Fármacos Online

Gentamicina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Gentamicina
Gentamicina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
5 (100%) 1 vote

Gentamicina es el nombre que recibe un medicamento que acaba con las bacterias causantes de gran cantidad de enfermedades, o sea, un antibiótico de amplio espectro con demostrada eficacia para tratar infecciones de las que afectan al pulmón, a los huesos, a las articulaciones, a la piel, a las vías urinarias, al estómago y a la sangre.

En este artículo explicamos qué es gentamicina y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es gentamicina y cuándo se aplica?

Definir gentamicina implica hablar de un bactericida cuyo mecanismo de acción consiste en penetrar en la bacteria y unirse a las subunidades ribosomales 30S y 50S, inhibiendo la síntesis proteica.

medicamento gentamicina

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de gentamicina son:

Por vía inyectable se utiliza en el tratamiento de diversas infecciones causadas por determinas bacterias como Pseudomonas aeruginosa., Escherichia coli, Klebsiella-Enterobacter., Proteus spp., Citrobacter spp., Providencia spp., Staphylococcus spp., Neisseria gonorrhoeae y Serratia spp., razón por la que se suele utilizar para tratar:

  • Infecciones del riñón y aparato genitourinarioGentamicinaGentamicina
  • Septicemia que consiste en la presencia de bacterias en la sangre
  • Infecciones respiratorias
  • Infecciones de los huesos, de la piel o de los tejidos blandos
  • Peritonitis, que consiste en la inflamación del peritoneo, que es el tejido delgado que recubre la pared interna del abdomen, cubriendo la mayoría de órganos abdominales
  • Infecciones pélvicas
  • Infecciones del sistema nervioso central como meningitis
  • Infecciones gastrointestinales
  • Heridas o quemaduras infectadas

En solución oftálmica o ungüento oftálmico se utiliza para el tratamiento de las infecciones superficiales de los ojos, así como en la prevención de afecciones oculares tras la extracción de cuerpos extraños o después de haber sufrido traumatismos e, incluso, con anterioridad o posterioridad a una cirugía ocular.

En crema es el fármaco indicado para tratar la inflamación causada por afecciones de la piel (dermatológicas).

¿Cómo se aplica gentamicina? Dosis recomendada y precio aproximado

Gentamicina se suele presentar en solución inyectable, en gotas (solución oftálmica), en ungüento oftálmico y en pomada o crema. Este medicamento puede aparecer en las presentaciones como ingrediente único o combinado con otros fármacos en la misma formulación.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas.

El uso de gentamicina puede afectar a la capacidad para conducir vehículos u operar con maquinaria peligrosa, incluso una vez que el tratamiento haya concluido. Esto ocurre sobre todo si se ha recibido un tratamiento prolongado o a dosis elevadas, así como cuando la edad del paciente es avanzada o en casos de insuficiencia renal no controlada. Siempre que se constate disminución de tal capacidad, o de la necesaria para llevar a cabo actividades que exijan permanecer en estado de alerta, habrá de consultarse con el médico, manteniendo mientras en suspenso la realización de dichas actividades.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Gentamicina, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de gentamicina:

  • Nefrotoxicidad: elevaciones de creatinina sérica,, presencia en orina de cilindros, leucocitos o eritrocitos, albuminuria, azotemia y oliguria
  • Neurotoxicidad-ototoxicidad: toxicidad del VIII par craneal que incluye pérdida de la audición, vértigo, daño coclear con pérdida de la audición en altas frecuencias, ataxia, mareos, tinnitus, vértigo y zumbido de oídos
  • Neurotoxicidad-bloqueo neuromuscular: apnea y parálisis muscular aguda, entumecimiento, hormigueo, espasmos musculares y convulsiones, además de pérdida de audición irreversible, lesión renal aguda y sordera.
  • A dosis altas y en tratamiento prolongado: síndrome adquirido de Fanconi

Contraindicaciones de gentamicina:

  • Hipersensibilidad a los aminoglucósidos
  • No se debe administrar simultáneamente con productos nefro o neurotóxicos ni con diuréticos potentes

Interacciones de gentamicina:

  • Riesgo de nefrotoxicidad, otoxicidad y de bloqueo neuromuscular aumentado con otros aminoglucósidos o con
  • Riesgo de nefrotoxicidad aumentado con clindamicina, vancomicina, amfotericina, inmunosupresores y citotóxicos como cisplatino, ciclosporina y daunorubicina y cefalosporinas coomo cefalotina
  • Evitar el tratamiento concomitante con metoxiflurano
  • Ototoxicidad potenciada con ácido etacrínico y furosemida
  • Potenciación del bloqueo neuromuscular acompañado de riesgo de parálisis respiratoria con transfusiones masivas de sangre citratada, anestésicos hidrocarburos halogenados por inhalación, sales de Mg y bloqueantes neuromusculares como pancuronio y tubocurarina
  • Sintomatología propia de ototoxicidad enmascarada por loxapina, buclizina, ciclizina, meclozina,, tioxantenos, trimetobenzamida y fenotiazinas
  • Riesgo de depresión respiratoria con analgésicos opiáceos, amalatión y antibióticos polipeptídicos como colistina y polimixina
  • Posible inactivación por antibióticos beta-lactámicos o con disfunción renal grave
  • Riesgo de toxicidad aumentado con indometacina
  • Pruebas de laboratorio: pueden apreciarse incrementos en valores analíticos de transaminasas, nitrógeno úrico, fosfatasa alcalina, creatinina, bilirrubina y lactato deshidrogenasa. Asimismo, pueden apreciarse descensos en valores analíticos de Na, K, Mg, Ca

Precauciones con gentamicina:

  • Mujeres embarazadas: no existen estudios adecuados ni controlados en mujeres en período de gestación. Este fármaco atraviesa la placenta y han sido detectadas concentraciones en sangre fetal en orden a 1/3 de la concentración presente en sangre materna, por lo que habrá que valorar el posible beneficio respecto al riesgo
  • Mujeres en período de lactancia: este fármaco se excreta en leche materna a concentraciones parecidas a las plasmáticas. Los aminoglucósidos en general son absorbidos de manera escasa mediante el tracto gastrointestinal por lo que no existen demasiadas posibilidades de que los lactantes absorban cantidades significativas de los mismos o de que tales cantidades provoquen problemas graves en ellos. En lo referente a su administración durante la lactancia habrá que valorar el posible beneficio respecto al riesgo

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la gentamicina:

Referencias y fuentes: