Saltar al contenido
Fármacos Online

Gluconato cálcico: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?

Gluconato cálcico
Gluconato cálcico: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?
4.6 (92%) 5 votes

Gluconato cálcico es el nombre que recibe una sal de calcio parenteral cuyo uso es hospitalario. Se trata de la presentación de calcio más utilizada en el tratamiento de la hipocalcemia. Consiste en una forma de calcio superior al del lactato de calcio, si bien contiene solo 0,93% (930mg/100ml) de iones de calcio. Por vía intravenosa es el antídoto utilizado para la toxicidad por sulfato de magnesio.

El calcio es un elemento que resulta imprescindible en la formación de huesos y dientes, participando igualmente en la coagulación de la sangre, en la actividad nerviosa, en la contracción de los músculos, en el funcionamiento del corazón y en la regulación del calibre de los vasos sanguíneos. No en vano, se trata del ión mineral más abundante del cuerpo y en su mayoría está formando parte del esqueleto.

En este artículo explicamos qué es gluconato cálcico y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es gluconato cálcico y cuándo se aplica?

Definir gluconato cálcico implica hablar de una sal de calcio y ácido glucónico que, entre otros, es utilizada para contrarrestar una sobredosis de sulfato de magnesio que se administra a menudo a mujeres embarazadas con el objetivo de prevenir a nivel profiláctico la convulsiones, así como a pacientes cuyo diagnóstico sea preeclampsia.

El sulfato de magnesio es administrado también a mujeres embarazadas que experimentan un parto prematuro para disminuir o detener las contracciones uterinas. El sulfato de magnesio deriva en una toxicidad que provoca la depresión respiratoria y la hiporreflexia o la pérdida de los reflejos tendinosos profundos.

medicamento Gluconato cálcico

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de gluconato cálcico son:

  • Tratamiento de hipocalcemia aguda (tetania hipocalcémica) (A)
  • Restaurador electrolítico durante la nutrición parenteral (A)
  • Coadyuvante en reacciones alérgicas agudas y anafilácticas (A)
  • Tratamiento de las quemaduras causadas por ácido fluorhídrico
  • Agente cardioprotector en casos de hiperpotasemia pues, aunque carece de un efecto sobre los niveles de potasio en sangre, reduce la excitabilidad de los cardiomiocitos, lo que reduce a la vez la posibilidad de desarrollo de trastornos del ritmo cardíaco

¿Cómo se aplica gluconato cálcico? Dosis recomendada y precio aproximado

Gluconato sódico como antídoto se suele presentar en forma de inyecciones de 100 mg/ml en ampollas de 10 ml.

La dosis de gluconato cálcico:

  • No debe superar los 0,7-1,8 mEq de calcio/min en administración venosa
  • Su volumen al 10% no debe superar el 50% del volumen a administrar con suero glucosado

La dosis de ataque de 1-2 ml solución 10%/kg/dosis (9-18 mh Calcio elemento o 0,46-0,92mEq) i.v. diluido lento con monitorización. Puede repetirse cada 6 horas.

El mantenimiento se cifra en 5-10 ml de sol. 10%/kg/día. Será el médico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar.

La inyección de gluconato sódico puede dar lugar a sensación de somnolencia que interfiera en la capacidad para conducir o usar maquinaria, de modo que tales actividades, así como todas aquellas que exijan permanecer en estado de alerta, deberán evitarse hasta la desaparición de tales efectos.

El precio aproximado de este antídoto no se contempla en este caso, al no tratarse de un medicamento de venta al público.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Gluconato cálcico, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometido a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de gluconato cálcico:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Mareos
  • Malestar estomacal
  • Aumento del flujo plasmático renal
  • Somnolencia
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Vasodilatación periférica
  • Hipertensión
  • Necrosis tisular
  • Enrojecimiento cutáneo
  • Escozor o rash en el punto de la inyección
  • Sensación de hormigueo

La sobredosis y la perfusión excesivamente rápida pueden producir vasodilatación, bradicardia, hipotensión y arritmia y/o paro cardíaco. Si el paciente presenta síndrome hipercalcémico debe provocarse diuresis para el aumento rápido de la excreción de calcio, hidratando al paciente con soluciones salinas consistentes en cloruro de sodio 0,9% inyectable, siempre bajo monitorización del balance electrolítico y agua. En el caso de que se requiera puede administrarse calcitonina.

Contraindicaciones de gluconato cálcico:

  • Hipersensibilidad al gluconato sódico o a alguno de sus excipientes
  • Hipercalcemia
  • Hipercalciuria
  • Insuficiencia renal severa
  • Cálculos renales

Interacciones de gluconato cálcico:

  • Precisa vigilancia caso de uso concomitante con digoxina debido al riesgo de toxicidad digitálica con arritmias graves
  • Debe evitarse la administración concomitante con otras sales de calcio

Precauciones con gluconato cálcico:

  • Se debe administrar con precaución en pacientes con la función renal deteriorada, con sarcoidosis o con riesgos de litiasis renal
  • Se debe administrar con precaución en caso de hipopotasemia, ya que el aumento de calcio sérico agrava la hipopotasemia
  • La insuficiencia renal si Cl<25 mL/min, puede requerir ajustes de dosis en función de los niveles de calcio sérico
  • La insuficiencia hepática no requiere ajustes de la dosis
  • Las sales de calcio son susceptibles de causar irritación en las venas cuando son administradas por vía intravenosa. Por esa razón, deben administrarse con lentitud a través de una aguja pequeña y en una vena grande, con el objetivo de evitar un aumento demasiado rápido de los niveles de calcio en sangre y que pueda producirse extravasación de la solución de calcio a los tejidos circundantes, que puedan producir necrosis
  • Tras la administración intravenosa de sales de calcio, los pacientes pueden presentar : sensación de opresión, sensación de hormigueo, oleadas de calor y alteraciones en el sentido del gusto, consistentes en experimentar sabor a calcio o a tiza
  • Una administración intravenosa rápida de sales de calcio puede ser causa de vasodilatación, bradicardia, disminución de la presión sanguínea, síncope, arritmias cardíacas y paro cardíaco

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la farmacología del calcio:

Referencias y fuentes: