Saltar al contenido
Fármacos Online

Haloperidol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?

medicamento haloperidol
Haloperidol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?
4.4 (88%) 5 votes

Haloperidol es el nombre que recibe un fármaco que actúa como bloqueante de los receptores de la dopamina (transmisor químico del impulso nervioso) del cerebro. Cuando existe un exceso de dopamina en el cerebro, los receptores se sobreestimulan, originando una modificación del comportamiento.

Haloperidol bloquea estos receptores y evita la mencionada sobreestimulación, ayudando a controlar la enfermedad mental en cuestión. Su efecto es neuroléptico, antiemético y antipsicótico.

En este artículo explicamos qué es el haloperidol y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es el haloperidol y cuándo se aplica?

Definir el haloperidol implica hablar de un fármaco utilizado en el tratamiento, entre otros, de trastornos psicóticos o afecciones mentales que obstaculizan la distinción entre las ideas que son reales y las que no lo son.

usos del medicamento haloperidol

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de haloperidol son:

  • Esquizofrenia crónica que no responde a otros antipsicóticos, sobre todo en pacientes menores de 40 años
  • Tratamiento de ataques de psicosis agudas
  • Tratamiento sintomático coadyuvante en la ansiedad grave, siempre que las terapias habituales se muestren ineficaces
  • Agitación psicomotriz de etiología diversa como estados maníacos o delirium tremens
  • Estados psicóticos agudos y crónicos como delirios paranoide, delirio crónico y delirio esquizofrénico
  • Movimientos anómalos como tartamudeo, tics motores y síntomas del síndrome de Gilles de la Tourette y corea
  • Hipo persistente
  • Premedicación y cócteles anestésicos
  • Vómitos de origen central o periférico
  • Problemas conductuales severos, como la conducta explosiva y agresiva o la hiperactividad en niños a los que no es posible tratar con psicoterapia o con otros medicamentos

¿Cómo se aplica el haloperidol? Dosis recomendada y precio aproximado

Haloperidol se suele presentar en comprimidos de 0.5 mg, 1.5 mg y 5 mg, en líquido oral de 2 mg/ml y en inyecciones de 5 mg en ampollas de 1 mg.

Las instrucciones de administración de este fármaco han de ser indicadas por el médico o farmacéutico, profesionales a los que se deberá consultar en el caso de que surjan dudas al respecto.

Haloperidol puede afectar a la capacidad de las personas que lo toman para conducir y utilizar maquinaria. La sensación de somnolencia que forma parte de sus efectos secundarios, puede afectar a la capacidad de reacción, especialmente al comienzo del tratamiento o cuando las dosis tomadas son elevadas.

Debe dejarse de conducir, utilizar herramientas o maquinaria y efectuar actividades que exijan el mantenimiento de un estado de alerta hasta consultar con el médico.

La dosis de haloperidol será indicada por el médico, así como su frecuencia y durante cuánto tiempo debe ser tomada. Por lo general, suele prescribirse una dosis baja al principio del tratamiento, que será reajustada conforme a la respuesta del paciente. Resulta fundamental tomar la cantidad exacta indicada.

La dosis de este fármaco va a depender de:

  • La edad del paciente
  • La enfermedad que le esté siendo tratada
  • La existencia o no de problemas de riñón
  • El resto de medicamentos que esté tomando

La dosis normal en adultos será de entre 0,5 y 10 mg diarios. La dosis máxima diaria va a depender de la enfermedad que se esté tratando y variará entre 5mg y 20 mg diarios.

La dosis normal en niños y adolescentes de 6 a 17 años será de entre 0,5 y 3 mg diarios. Aquellos adolescentes de hasta 17 años de edad sometidos a tratamiento para la esquizofrenia o problemas de comportamiento, podrán tomar una dosis mayor que llegue hasta los 5 mg diarios.

Las personas de edad avanzada suelen comenzar con un tratamiento de 0,5 mg diarios o de la mitad de la dosis más baja que tome un adulto. La dosis máxima diaria será de 5 mg al día, salvo que el médico estime que precisan una dosis mayor.

El precio aproximado de haloperidol ronda los 120€ la caja de 60 comprimidos de 5 mg y 90€ la caja de 60 comprimidos de 1,5 mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

El haloperidol, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometido a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de haloperidol:

  • Discinesia precoz acompañada de tortícolis espasmódica, crisis oculógira y espasmos de los músculos de la masticación
  • Pseudoparkinsonismo, síndrome neuroléptico maligno (SNM), discinesia tardía, depresión, agitación, somnolencia, insomnio, vértigo, crisis de gran mal (epilépticos), sedación, cefalea y exacerbación de síntomas psicopáticos
  • Hiperprolactemia
  • Pérdida de apetito, náuseas y vómitos

Contraindicaciones de haloperidol:

  • Antecedentes de hipersensibilidad
  • Pacientes que sufran depresión profunda del sistema nervioso central o que se encuentran en estado de coma
  • Pacientes con enfermedad de Parkinson

Precauciones con haloperidol:

NO deben tomarse bebidas alcohólicas durante el tratamiento con haloperidol, dado que el alcohol es susceptible de empeorar los efectos secundarios de este fármaco.

En caso de insuficiencia renal, han de extremarse las precauciones con haloperidol, dando lugar al reajuste de la dosis dependiendo del grado de funcionalismo hepático. La causa es que haloperidol se metaboliza en el hígado.

Haloperidol puede causar mareos, desvanecimiento y sensación de aturdimiento, por lo que no se aconseja levantarse rápidamente después de estar acostado, sino hacerlo con lentitud y apoyando durante unos minutos los pies en el suelo antes de incorporarse.

Antes de comenzar el tratamiento con haloperidol es conveniente comentar al médico las siguientes circunstancias:

  • Posibles alergias a haloperidol o a otros medicamentos
  • El resto de medicación que se esté tomando, con o sin recta, así como los suplementos nutricionales y productos medicinales a base de hierbas y vitaminas
  • Si se padece o ha padecido Enfermedad de Parkinson (trastorno del sistema nervioso que afecta a la movilidad, al equilibrio y al control de los músculos)
  • Si se padece e incluso si algún familiar padece el síndrome de QT largo (afección que afecta el riesgo de que aparezcan irregularidades en los latidos del corazón y que puede causar pérdida de conocimiento y hasta muerte súbita)
  • Si se está embarazada (particularmente si el embarazo está avanzado), si se tienen pensamientos de quedarse embarazada o si se está dando el pecho
  • Si se tiene programada alguna cirugía, incluyendo las dentales

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre el haloperidol:

Referencias y fuentes: