Saltar al contenido
Fármacos Online

Ibuprofeno: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo tomarlo?

medicamento ibuprofeno
Ibuprofeno: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo tomarlo?
4.5 (90%) 8 votes

Ibuprofeno es el nombre de un medicamento que suele estar presente en el botiquín de todas las casas, lo que se explica por estar indicado para aliviar el dolor y bajar la fiebre, así como por su efecto antiinflamatorio, lo que le confiere el carácter de fármaco muy completo.

En este artículo explicamos qué es el ibuprofeno y cuáles son sus principales aplicaciones, sus posibles efectos secundarios, las dosis diarias recomendadas y la relación que guarda con otros fármacos similares.

¿Qué es el ibuprofeno y cuándo tomarlo?

Definir el ibuprofeno implica hablar de un medicamento perteneciente al grupo de los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs, caracterizados por ser unos fármacos de acción rápida que generalmente se utilizan para calmar síntomas de dolor, estados febriles e inflamación.

Los AINES tienen la capacidad de inhibir la enzima denominada ciclooxigenasa, que se transforma en las sustancias causantes de la inflamación de los tejidos musculares, esto es, en prostaglandinas y tromboxanos.

ibuprofeno

¿Para qué sirve?

El ibuprofeno es un fármaco utilizado para el tratamiento de la fiebre y/o dolor. Actúa bloqueando el dolor, la producción y la liberación de las sustancias químicas del cuerpo causantes del dolor y de la inflamación. También tiene la capacidad de reducir la fiebre, para lo que ajusta el termostato corporal en el cerebro.

¿Cómo tomar ibuprofeno? Dosis recomendada y precio aproximado

Las presentaciones de ibuprofeno son la de comprimidos (que han de tragarse enteros con la ayuda de un vaso de agua), comprimidos masticables y en forma líquida. También puede encontrarse como supositorios.

En general, la dosis recomendada en adultos y en adolescentes de 12 a 18 años es de un comprimido (400-600mg) cada 6 a 8 horas. La dosis y la duración del tratamiento se deberá ajustar a la gravedad del trastorno así como a las molestias que el paciente sufra.

Si se trata de un dolor moderado, es mejor optar por la dosis de 400 mg/6h, al conllevar menor riesgo para la salud.

La dosis máxima diaria de ibuprofeno es de 2400 mg en adultos y de 1600 mg en adolescentes de 12 a 18 años. Use siempre la dosis más baja precisa para el tratamiento de su condición.

Es importante tener en cuenta que los pacientes con molestias de estómago han de tomar este fármaco durante las comidas, una medida que también pueden sumarse el resto de personas, con el objetivo de reducir el malestar estomacal. Otra posibilidad es tomar este fármaco con leche.

A excepción de que el médico lo indique, no debe prolongarse el tratamiento con ibuprofeno más allá de 10 días para combatir el dolor, o más de 3 días si lo que se pretende es combatir la fiebre.

La dosis recomendada en niños va en función de su peso, por lo que hay que ajustarla exactamente a las instrucciones dadas por el pediatra, verificando la concentración y la dosis recomendada y administrándola con el cuentagotas, jeringa o taza que viene en el interior del producto (solución líquida). Este dato adquiere particular importancia al administrar las gotas al lactante, pues estas son más fuertes que la concentración en suspensión indicada para niños.

En cualquier caso, la dosis máxima en niños de entre 6 meses y 12 años de edad es de 40mg/kg día. Este medicamento no debe administrarse a niños menores de 3 meses.

En cuanto a las pastillas o los comprimidos masticables, no son recomendables para niños menores de 6 años pues podrían suponer peligro de asfixia.

El ibuprofeno puede venir solo o combinado con otros medicamentos, en forma de producto mixto. Mientras que algunos de ellos son de venta exclusiva con receta, otros son de venta libre y se utilizan para calmar la tos y los síntomas del resfriado, entre otras afecciones. Es importante que si el médico le receta un medicamento que contiene ibuprofeno, el paciente se asegure de no tomar ningún otro fármaco de venta sin receta que también lo contenga.

Asimismo, los pacientes que experimenten vértigo, mareo, alteraciones visuales, somnolencia u otros trastornos neurológicos mientras están recibiendo tratamiento con ibuprofeno deberán abstenerse de conducir o manejar maquinaria, habida cuenta que un alto porcentaje de los accidentes se producen bajo los efectos de los medicamentos, así como de las drogas.

El precio aproximado de una caja de 40 comprimidos de ibuprofeno ronda los 2€.

Efectos secundarios y contraindicaciones

El ibuprofeno, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometido a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de ibuprofeno:

  • Han de ser consultados con el médico en caso de no desaparecer y comprenden: malestar estomacal, dolor de cabeza, náuseas, mareos o somnolencia, estreñimiento y diarrea
  • Potencialmente graves. Han de ser inmediatamente comunicados al médico en caso de aparecer y comprenden: fácil aparición de moretones y/o sangrado sin razón aparente, cambios anímicos, zumbido en los oídos, cambios en la visión, cansancio inusual, cambios en la cantidad de líquido que se expulsa al orinar, hinchazón de los tobillos, manos y/o pies, aumento repentino del peso corporal acompañado de rigidez en el cuerpo sin razón aparente
  • Ibuprofeno también es susceptible de aumentar la presión arterial
  • En raras ocasiones, puede causar una grave enfermedad hepática, entre cuyos indicios se encuentran: vómitos persistentes, orina oscura, dolor estomacal, náuseas y pérdida de apetito

Contraindicaciones y precauciones con ibuprofeno:

No debe administrarse ibuprofeno a ningún paciente que haya sufrido una reacción alérgica o crisis asmática (broncoespasmo) en relación con cualquier antiinflamatorio no esteroide o aspirina (ácido acetilsalicílico).

En pacientes que tengan programada una cirugía, se ha de interrumpir la administración de ibuprofeno 48 horas antes, como mínimo

No debe administrarse ibuprofeno, ni tampoco ningún otro AINEs, a pacientes con:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Riesgo alto de enfermedades vasculares como pueda ser el infarto
  • Gastritis o úlcera péptica
  • Enfermedad hepática avanzada, del estilo de la cirrosis
  • Insuficiencia renal
  • Hipertensión arterial mal controlada
  • Trombocitopenia o nivel sanguíneo muy bajo
  • Hiperpotasemia o niveles altos de potasio en sangre
  • Sangrado activo
  • Mujeres embarazadas o en período de lactancia

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre el ibuprofeno:

Referencias y fuentes: