Saltar al contenido
Fármacos Online

Ketorolaco: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?

Ketorolaco
Ketorolaco: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?
5 (100%) 1 vote

Ketorolaco es el nombre que recibe un analgésico que pertenece al grupo de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) usados para aliviar el dolor moderadamente intenso a corto plazo, por lo que su uso no debe exceder los 5 días.

En este artículo explicamos qué es ketorolaco y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es ketorolaco y cuándo se aplica?

Definir ketorolaco implica hablar de un antiinflamatorio no esteroideo perteneciente a la familia de los derivados heterocíclicos del ácido acético, que se utiliza frecuentemente como antiinflamatorio, analgésico y antipirético. Se trata del primer AINE para uso endovenoso y su actuación se centra en inhibir la síntesis de prostaglandinas.

medicamento ketorolaco

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de ketorolaco son:

  • Tratamiento a corto plazo del dolor moderado o severo en procesos postoperatorios (inyectable)
  • Tratamiento del dolor causado por el cólico nefrítico (inyectable)
  • Tratamiento a corto plazo del dolor moderado o severo en procesos postoperatorios (oral)

¿Cómo se aplica ketorolaco? Dosis recomendada y precio aproximado

Ketorolaco se suele presentar en colirio en solución, en solución inyectable EFG y en comprimidos recubiertos con película EFG.

La dosis recomendada de ketorolaco (por vía intramuscular o intravenosa) es de:

  • 10 mg seguidos de dosis de entre 10 y 30 mg cada 4 a 6 horas

Lo normal es que las primeras dosis de ketorolaco se reciban por vía intravenosa o inyección intramuscular en un recinto hospitalario. Tras ello, el médico puede prescribir un tratamiento con ketorolaco oral, cuya terminación coincidirá con el quinto día después de recibir la primera inyección.

En el caso de que, transcurridos los 5 días de tratamiento, se siga sintiendo dolor o si durante el transcurso del tratamiento el dolor no llega a ser controlado, se le deberá comunicar al médico.

También se deberá comentar al médico si se tiene programada alguna intervención quirúrgica, lo que incluye las dentales. Si se tiene programada una operación quirúrgica en las arterias coronarias (CABG por sus siglas en inglés), no se deberá tomar ketorolaco antes ni después de tal intervención quirúrgica.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la severidad de dolor y a la respuesta del paciente, procurando la administración de la dosis mínima eficaz.

Tras la toma de ketorolaco algunos pacientes experimentan síntomas como somnolencia, vértigo, mareo o depresión. Por tal razón se aconseja ser especialmente precavidos, sobre todo al comienzo del tratamiento, a la hora de conducir vehículos, operar con maquinaria pesada o desempeñar labores que exijan permanecer en estado de alerta. Llegado el caso, dichas actividades podrían tener incluso que ser suspendidas hasta su total desaparición o la finalización del tratamiento.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Ketorolaco, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometido a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de ketorolaco:

Leves (habrán de ser comunicados al médico en el caso de que se vuelvan severos o no desaparezcan):

  • Cefalea
  • Somnolencia
  • Mareos
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Llagas en la boca
  • Transpiración
  • Gases

Potencialmente graves (precisan de inmediata comunicación al médico):

  • Ampollas
  • Fiebre
  • Aumento de peso sin razón aparente
  • Hinchazón del abdomen, piernas, tobillos o pies
  • Tonalidad amarillenta de la piel o los ojos
  • Sangrado o moretones inusuales
  • Cansancio excesivo
  • Malestar estomacal
  • Falta de energía
  • Pérdida de apetito
  • Palidez
  • Síntomas parecidos a los de la gripe
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Dolor o dificultad al orinar
  • Ritmo cardíaco más acelerado de lo normal
  • Dolor de espalda
  • Orina descolorida, orina o con sangre

Contraindicaciones de ketorolaco:

  • Hipersensibilidad a ketorolaco, a trometamol o a otros AINE ( existe posibilidad de sensibilidad cruzada tanto con AAS como con otros inhibidores de la síntesis de prostaglandinas)
  • Úlcera péptica activa
  • Antecedente de ulceración, perforación gastrointestinal o sangrado
  • Síndrome completo o parcial de pólipos nasales
  • Angioedema o broncoespasmo
  • Asma
  • Insuficiencia cardíaca grave
  • R. moderada a severa
  • Deshidratación o hipovolemia
  • Trastornos de la coagulación y diátesis hemorrágica
  • Hemorragia cerebral
  • Intervenciones quirúrgicas con elevado riesgo hemorrágico o hemostasia incompleta
  • No debe usarse asociado con otros AINE ni con AAS, que incluyen los inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2
  • Terapia anticoagulante con dicumarínicos así como con heparina a dosis plenas
  • Uso concomitante con sales de litio, probenecid y pentoxifilina (riesgo de sangrado gastrointestinal)
  • Mujeres embarazadas o en período de lactancia, parto
  • Menores de 16 años
  • Profilaxis analgésica anterior o durante la intervención quirúrgica.

Interacciones de ketorolaco:

  • En su formulación parenteral disminuye la acción de furosemida

Precauciones con ketorolaco:

  • Si se experimenta dolor gastrointestinal (con ulceración, irritación o perforación), sangrado en vómito o sangrado rectal, se deberá interrumpir de inmediato el tratamiento y ponerlo en comunicación del médico
  • Las personas mayores de 65 años han de tener cuidado durante la administración de este medicamento
  • Los pacientes ancianos o debilitados deberán tomar extremas precauciones durante la administración de este medicamento y se les recetarán las mínimas dosis eficaces
  • Ketorolaco puede propiciar retención de líquidos, por lo que su administración ha de ser vigilada en personas que sufran hipertensión arterial o descompensación cardíaca
  • Mujeres embarazadas: no deben tomar este analgésico
  • Parto: este fármaco está contraindicado durante el parto debido a que al inhibir la síntesis de prostaglandinas es susceptible de perjudicar la circulación fetal, inhibiendo las contracciones uterinas
  • Mujeres en período de lactancia: no deben tomar este analgésico

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre el ketorolaco:

Referencias y fuentes: