Saltar al contenido
Fármacos Online

Loperamida: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

medicamento loperamida
Loperamida: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
4.7 (93.33%) 6 votes

Loperamida es el nombre que recibe un  antidiarreico que actúa inhibiendo la motilidad intestinal y que ayuda a evitar la deshidratación, al mantener el equilibrio de electrolitos en el cuerpo, disminuyendo el número de deposiciones durante la afectación.

En este artículo explicamos qué es loperamida y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es loperamida y cuándo se aplica?

Definir loperamida implica hablar de un opioide y de un derivado sintético de la piperidina. Se trata de una efectiva droga contra el proceso diarreico generado por una gastroenteritis o por una enfermedad inflamatoria intestinal.

Este principio activo es un derivado del haloperidol con capacidad para adherirse al receptor opiáceo de la pared intestinal, lo que hace que disminuya la liberación de mediadores químicos como prostaglandinas y acetilcolina.

Loperamida prolonga el tiempo del tránsito intestinal, incrementando la viscosidad de las heces y reduciendo el volumen fecal diario, así como la pérdida de fluidos y electrolitos.

Es necesario recordar que loperamida está contraindicada en las gastroenteritis cuyo origen es un agente enteroinvasivo, ya que la infección se podría prolongar, aumentando el riesgo de bacteriemia, así como en casos de diarreas causadas por bacterias productoras de enterotoxinas o por intoxicación.

usos del medicamento loperamida

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de loperamida son:

  • Tratamiento sintomático de la diarrea aguda inespecífica tanto en adultos como en niños mayores de 12 años. La diarrea aguda es aquella que se caracteriza por las heces blandas que salen de forma repentina y que suelen durar menos de dos semanas, incluyendo la conocida como diarrea del viajero
  • Tratamiento de la diarrea aguda y también de la diarrea constante que se asocia con la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD o grupo de condiciones en el que la totalidad o parte del intestino se inflama y se irrita, dando lugar a lesiones)
  • Reducción de la cantidad de líquidos en personas con ileostomías (cirugía destinada a crear una abertura por la cual puedan salir los desechos del cuerpo a través del abdomen), al tratarse de un fármaco que disminuye los líquidos y los electrolitos en los intestinos, disminuyendo los movimientos de los mismos, lo que propicia que se puedan reducir el número de evacuaciones

¿Cómo se aplica loperamida? Dosis recomendada y precio aproximado

Loperamida se suele presentar en forma sólida oral de 2 mg. Las cápsulas han de ser tomadas, sin morder ni masticar, con un vaso de agua o cantidad de agua que se considere suficiente.

En adultos y niños mayores de 12 años, la dosis inicial es de 2 cápsulas, es decir, de 4mg de este antidiarreico en una sola toma. Con posterioridad, se tomará una sola cápsula, es decir, 2 mg de este antidiarreico tras cada deposición diarreica. En ningún caso se deben tomar más de ocho cápsulas, es decir, 16 mg de este antidiarreico al día.

Loperamida no parece producir efectos sobre la capacidad para conducir o usar maquinaria, no obstante de presentarse cansancio, mareo o sensación de somnolencia, es aconsejable evitar conducir o usar maquinaria hasta consultar con el médico. En este caso es también recomendable dejar de llevar a cabo todas aquellas actividades que exijan permanecer en estado de alerta.

El precio aproximado de loperamida es de 3€ por una caja de 10 cápsulas de 2mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Loperamida, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de loperamida:

Poco frecuentes: retención urinaria y reacciones de hipersensibilidad como erupciones cutáneas

Muy raros: megacolon tóxico (estreñimiento, distensión abdominal, vómitos y náuseas), íleo paralítico (estreñimiento pertinaz), en particular cuando no se han cumplido las recomendaciones pertinentes

También es posible la aparición de molestias que suelen ser difíciles de diferenciar de los síntomas de la diarrea como dolor abdominal y/o distensión abdominal, vómitos y náuseas, cansancio, mareo, sequedad de boca y sensación de somnolencia.

Si se considera que algunos de los efectos sufridos son, o pudieran llegar a ser graves, han de ser comentados con el médico, lo mismo que ocurre con otros posibles efectos adversos que pudieran aparecer, de distinta naturaleza, y que se considere que pudieran estar asociados a la toma de este antidiarreico.

Contraindicaciones de loperamida:

  • Alergia a loperamida o a cualquiera de sus componentes
  • Niños menores de 12 años

El tratamiento de diarrea con loperamida es únicamente sintomático, por lo que no debe iniciarse en caso de:

  • Presencia de sangre en las heces o de fiebre que supere los 38º
  • En pacientes diagnosticados de colitis ulcerosa aguda o de colitis pseudomembranosa que se asocia a tratamiento con antibióticos de amplio espectro

Interacciones de loperamida:

  • Es necesario informar al médico o farmacéutico de la utilización presente o reciente de otros medicamentos, incluso los que hayan sido adquiridos sin receta, antes de comenzar a utilizar este antidiarreico
  • Es importante comentar al médico si se está tomando algún antibiótico o analgésico de tipo narcótico, antes de comenzar a utilizar este antidiarreico, dada la posibilidad de que pueda interaccionar con él
  • No se ha establecido la seguridad de este antidiarreico para su uso en mujeres embarazadas, circunstancia que también ha de ser comentada al médico
  • Las mujeres en período de lactancia tampoco deben utilizar este antidiarreico sin antes consultar con su médico
  • En el caso de que se considere que loperamida es demasiado fuerte o débil, tal circunstancia habrá de ser igualmente comentada al médico

Precauciones con loperamida:

  • Si no se observa una mejora clínica transcurridas 48 horas o caso de aparición de fiebre, estreñimiento u otros síntomas, se aconseja interrumpir el tratamiento y consultar con el médico
  • Los pacientes con diarrea deben tener la precaución de beber abundantes líquidos con el objetivo de evitar la deshidratación, cuyos síntomas son: sequedad bucal, excesiva sed, disminución de la cantidad de orina, mareo, aturdimiento y piel arrugada. Esta medida cobra especial importancia en niños y en personas de avanzada edad

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la loperamida:

Referencias y fuentes: