Saltar al contenido
Fármacos Online

Metoclopramida: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

medicamento metoclopramida
Metoclopramida: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
4.8 (96%) 5 votes

Metoclopramida es el nombre que recibe un medicamento utilizado para el tratamiento de ciertas dolencias del estómago y de los intestinos. También es usado como tratamiento corto, de entre 4 y 12 semanas, para combatir la acidez estomacal persistente cuando otros fármacos no consiguen resultados efectivos. Uno de los nombres comerciales por el que más se conoce a este medicamento es el de “Primperan”.

En este artículo explicamos qué es metoclopramida y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es metoclopramida y cuándo se aplica?

Definir metoclopramida implica hablar de un medicamento de los llamados agentes procinéticos indicados, entre otros usos, para el alivio de náuseas y vómitos en extremo cuando estos cuadros aparecen.

usos del medicamento metoclopramida

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de metoclopramida son:

  • Tratamiento de diversas dolencias estomacales e intestinales
  • Alivio de vómitos y náuseas agudos
  • Alivio de los dolores de aquellas personas que sufren de mucha acidez de estómago, que padecen diabetes o que han pasado por un proceso de quimioterapia
  • Alivio del dolor post-quirúrgico al que acompaña la sensación de pérdida constante de apetito
  • Vaciado del estómago e intestinos, previo a una prueba médica del estilo de una endoscopia o colonoscopia, al acelerar el proceso que permite expulsar la comida del cuerpo cuando ya ha sido digerida

¿Cómo se aplica metoclopramida? Dosis recomendada y precio aproximado

Metoclopramida se suele presentar en comprimidos de 10 mg (clorhidrato), en líquido oral de 5mg/5ml y en inyecciones de 5 mg (clorhidrato)/ml en ampollas de 2 ml.

Por vía oral este medicamento suele tomarse media hora antes de las comidas o media hora antes de irse a dormir. En líneas generales, se hacen en torno a 4 tomas diarias, esperando 6 horas entre cada toma, incluso en caso de vómito o rechazo de la dosis, para evitar la sobredosis.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas. Lo normal es que la duración del tratamiento no exceda de los 3 meses, dado el riesgo de aparición de espasmos musculares involuntarios.

Tras la toma de metoclopramida puede aparecer sensación de somnolencia, de mareo o experimentarse movimientos incontrolables como tics, sacudidas o movimientos de torsión, así como tono inusual de los músculos que provoque distorsión del cuerpo. Tales efectos pueden afectar a la visión e interferir en la capacidad de conducir y de operar con maquinaria, actividades que deberán suspenderse hasta la total desaparición de los efectos o el fin del tratamiento.

El precio aproximado de metoclopramida es de 23€ la caja de 60 comprimidos de 10 mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Metoclopramida, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de metoclopramida:

El tratamiento con este fármaco deberá ser interrumpido ante la aparición de alguno de los siguientes síntomas:

  • Movimientos incontrolables que a menudo afectan a cuello y cabeza
  • Presión arterial alta, fiebre alta, sudoración, convulsión o producción de saliva
  • Erupción cutánea, picor, inflamación de cara, labios o garganta y dificultad respiratoria

Muy frecuentes: sensación de somnolencia

Frecuentes: depresión, síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson como rigidez y temblor, movimientos incontrolables, sensación de inquietud, diarrea, sensación de debilidad, disminución de la presión arterial

Poco frecuentes: niveles elevados en sangre de la hormona denominada prolactina, alucinaciones, períodos irregulares, alucinaciones, ritmo lento del corazón, nivel de consciencia disminuido

Raros: estado de confusión y convulsiones (con especial incidencia en pacientes epilépticos)

De frecuencia desconocida: niveles anormales de pigmentos de sangre, anormal desarrollo de las mamas, espasmos musculares involuntarios tras un uso prolongado, cambios en latidos del corazón, paro cardíaco, shock, desmayo, reacción alérgica, presión arterial muy elevada, presión arterial alta, fiebre alta, convulsiones, sudoración y producción de saliva

Contraindicaciones de metoclopramida:

  • Alergia a metoclopramida o a cualquiera del resto de los componentes de este medicamento
  • Padecimiento de hemorragia, obstrucción o perforación en el intestino o estómago
  • Padecimiento de un tumor raro de la glándula adrenal, que se encuentra en las proximidades del riñón o sospecha del mismo
  • Pacientes que hayan experimentado en cualquier momento de sus vidas episodios de espasmos involuntarios de los músculos (discinesia tardía), al haber sido tratados con algún medicamento
  • Pacientes epilépticos
  • Pacientes con enfermedad de Parkinson
  • Toma de levodopa (fármaco para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson) o agonistas dopaminérgicos
  • Pacientes que hayan experimentado alguna vez niveles anormales de pigmentos de la sangre (metahemoglobinemia) así como deficiencia de NADH citocromo b5 reductasa
  • Niños menores de un año

Interacciones de metoclopramida:

  • Levodopa y otros medicamentos utilizados para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson
  • Anticolinérgicos o medicamentos usados para el alivio de espasmos o calambres estomacales
  • Derivados de la morfina o medicamentos utilizados para el tratamiento del dolor intenso
  • Medicamentos sedantes
  • Cualquier tipo de medicamento utilizado para el tratamiento de problemas de salud mental
  • Digoxina o medicamento utilizado para el tratamiento de la insuficiencia de corazón
  • Ciclosporina o medicamento utilizado para el tratamiento de ciertos problemas del sistema inmunológico
  • Suxametonio o mivacurio, medicamentos utilizados para la relajación de los músculos
  • Fluoxetina y paroxetina, medicamentos utilizados para el tratamiento de la depresión

Precauciones con metoclopramida:

Resulta fundamental consultar al médico o farmacéutico antes de empezar a tomar este medicamento si:

  • Se tienen antecedentes de latidos de corazón anormales (prolongación del intervalo QT) o un problema de corazón de otra naturaleza
  • Se tienen problemas con los niveles de sales en sangre, como sodio, potasio y magnesio
  • Se están tomando otros medicamentos de los que se sabe que afectan a la forma de latir del corazón
  • Se padece algún problema neurológico
  • Se padecen problemas en el hígado o en los riñones (puede dar lugar a la reducción de la dosis)

El médico podrá realizar análisis de sangre destinados a controlar los niveles de pigmento de la sangre. De advertirse niveles anormales, el tratamiento se reducirá inmediatamente y de manera permanente.

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la metoclopramida:

Referencias y fuentes: