Saltar al contenido
Fármacos Online

Metronidazol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?

Metronidazol
Metronidazol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?
5 (100%) 1 vote

Metronidazol es el nombre que recibe un antibiótico y antiparasitario que combate las bacterias del organismo y que se utiliza para el tratamiento de las infecciones bacterianas de la vagina, de la piel, del estómago, de las articulaciones y del tracto respiratorio, entre otras.

En este artículo explicamos qué es metronidazol y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es metronidazol y cuándo se aplica?

Definir metronidazol implica hablar de un antibiótico de tipo bacteriano y antiparasitario derivado del nitroimidazol, que se encarga de impedir la entrada de los elementos que forman parte de los ácidos nucleicos y se utiliza para el tratamiento de infecciones de tipo bactericida, mebicida y tricomonicida. Como gel, ayuda también en el tratamiento del acné.

medicamento metronidazol

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de metronidazol son:

  • Amebiasis
  • Colitis pseudomembranosa
  • Profilaxis postoperatoria en cirugías potencialmente contaminadas
  • Enfermedad de Crohn aguda
  • Enfermedad de Crohn de mantenimiento
  • Tricomoniasis
  • Giardiasis
  • Dracunculiasis o dracontosis
  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Infección por Helicobacter pylori
  • Vaginosis bacteriana
  • Infección profunda del cuello
  • Bacteriemia
  • Meningitis
  • Neumonía por aspiración
  • Infección intraabdominal
  • Diverticulitis
  • Endocarditis
  • Peritonitis
  • Osteomielitis
  • Infección en las articulaciones
  • Infecciones de la piel o tejidos blandos
  • Neumonía

¿Cómo se aplica metronidazol? Dosis recomendada y precio aproximado

Metronidazol se suele presentar en comprimidos de 250 mg y 500 mg, en inyección de 500 mg en viales de 100 ml, en líquido oral de 200 mg (como benzoato)/5ml y en supositorios de 500 mg o 1 g.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas.

Tras la toma de metronidazol pueden aparecer síntomas tales como confusión, alucinaciones, vértigo, convulsiones o trastornos oculares, susceptibles de afectar la capacidad para conducir, operar con maquinaria peligrosa o llevar a cabo distintas actividades que exijan permanecer en estado de alerta. Si se constata la aparición de uno o varios de estos síntomas, se deberán suspender tales actividades hasta evaluación médica.

El precio aproximado de metronidazol es de 2€ la caja de 20 comprimidos de 250 mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Metronidazol, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometido a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de metronidazol:

  • Confusión
  • Alucinaciones
  • Vértigo
  • Convulsiones
  • Trastornos oculares
  • Dolor epigástrico
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Mucositis oral
  • Anorexia
  • Pancreatitis (reversible)
  • Trastorno del sabor
  • Decoloración de la lengua o lengua pilosa
  • Shock anafiláctico
  • Angioedema
  • Cefaleas
  • Neuropatía sensorial periférica
  • Encefalopatía
  • Síndrome cerebeloso agudo
  • Trastorno psicótico
  • Meningitis aséptica
  • Comportamiento depresivo
  • Neuritis
  • Neuropatía óptica
  • Neutropenia
  • Trombocitopenia
  • Agranulocitosis
  • Hepatitis colestásica o mixta y daño hepatocelular
  • Aumento de enzimas hepáticas (ALT; AST y fosfatasa alcalina)
  • Fallo hepático
  • Rash
  • Sofocos
  • Prurito
  • Urticaria
  • Erupciones pustulares
  • Fiebre
  • Necrólisis epidérmica tóxica
  • Síndrome de Stevens-Johnson

Contraindicaciones de metronidazol:

  • Alergia a metronidazol o a cualquiera del resto de componentes de este fármaco
  • Primer trimestre de embarazo

Interacciones de metronidazol:

  • Posibles reacciones psicóticas o trastornos emocionales con disulfiram, fármaco usado para ayudar en el tratamiento contra el alcoholismo
  • Potencia el efecto de warfarina u otros anticoagulantes orales
  • Ve disminuido su efecto con fenitoína, fármaco antiepiléptico y con fenobarbital, fármaco sedante. Asimismo, metronidazol puede que potencie el efecto de fenitoína
  • Ve potenciada su acción con climetidina, fármaco para el tratamiento de las úlceras gástricas
  • Pueden aparecer síntomas de toxicidad por litio con litio, fármaco utilizado en el tratamiento de diversas enfermedades mentales
  • Pruebas de laboratorio: puede alterar los resultados de distintos análisis como los de sangre y orina

Precauciones con metronidazol:

  • Es importante someterse a exámenes médicos durante el tratamiento con metronidazol al objeto de verificar que este fármaco no está dañando el organismo, para lo que se realizarán análisis de sangre periódicos. La función del hígado deberá ser analizada del mismo modo
  • Si se tienen antecedente de discrasia sanguínea (un tipo de trastorno de la sangre), es recomendable realizar un recuento de glóbulos blancos antes y tras el tratamiento, sobre todo si ha sido prolongado
  • Si se padece una enfermedad hepática es necesario ponerlo en conocimiento del médico antes del comienzo del tratamiento con este antibiótico
  • Si empeoran los síntomas propios de una candidiasis o infección causada por un tipo de hongo denominado Candida antes del tratamiento con este antibiótico, se debe poner igualmente en conocimiento del médico, pues tal empeoramiento puede precisar la administración de un adecuado fármaco
  • Si se padece una enfermedad del sistema nervioso y de pronto se nota la aparición de síntomas neurológicos anormales, el tratamiento habrá de ser interrumpido de inmediato
  • Durante el tratamiento con metronidazol se debe evitar la ingesta de bebidas alcohólicas hasta pasados un mínimo de tres de días tras la finalización del mismo. De no hacerse así no es descartable la aparición de calambres musculares, vómitos, náuseas, sofoco y dolor de cabeza
  • Población pediátrica: se requiere un especial control en neonatos dada su disminuida capacidad de eliminación
  • Población geriátrica: se requiere un especial control en los pacientes de avanzada edad dada su disminuida capacidad de eliminación
  • Mujeres embarazadas: este antibiótico no se debe usar durante el primer trimestre de embarazo, salvo estricta indicación médica
  • Mujeres en período de lactancia: este antibiótico se excreta en leche materna en concentraciones parecidas a las de la sangre. Por tal razón, la lactancia natural se ha de suspender durante el tratamiento y no reanudarse hasta pasadas 24 o 48 horas de su finalización, siempre bajo estricta indicación médica

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la metronidazol:

Referencias y fuentes: