Saltar al contenido
Fármacos Online

Naloxona: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Naloxona
Naloxona: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
4.7 (93.33%) 6 votes

Naloxona es el nombre que recibe un medicamento compuesto por una inyección y por un dispositivo precargado para la inyección, que se usa en conjunción con el tratamiento médico de emergencia destinado a revertir los efectos de una sobredosis de opiáceos (narcóticos) conocida o sospechada, de las que pueden llegar a poner en peligro la vida.

En este artículo explicamos qué es naloxona y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es naloxona y cuándo se aplica?

Definir naloxona implicar hablar de un fármaco que cuenta con el potencial de salvar vidas y que está diseñado para lograr revertir los efectos de las sobredosis producidas por consumo de opiáceos recetados o por heroína.

medicamento naloxona

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de naloxona son:

  • Reversión parcial o completa de la depresión inducida por opioides, que incluye la depresión respiratoria grave inducida por narcóticos sintéticos o naturales, como el dextropropoxifeno y ciertos agonistas-antagonistas como nalbufina pentazocina y butorfanol
  • Diagnóstico en la sospecha de intoxicación aguda producida por narcóticos
  • Agente adyuvante para aumentar la presión sanguínea en el manejo del shock séptico
  • Tras una cirugía para revertir los efectos de los opiáceos administrados durante la misma

¿Cómo se aplica naloxona? Dosis recomendada y precio aproximado

Naloxona se suele presentar como una solución (líquido) para ser inyectado de forma intravenosa (en vena), intramuscular (en músculo) o subcutánea (apenas bajo la piel).

Si una persona experimenta una sobredosis de opiáceos, lo más seguro es que no pueda tratarse personalmente. Lo ideal es que se asegure de que en su entorno sepan cómo administrarle la inyección de naloxona y qué hacer mientras esperan la necesaria ayuda médica de emergencia.

La dosis recomendada de naloxona en adultos es de 0,1 a 0,2 mg, pudiéndose administrar inyecciones adicionales de 0,1 mg si fuese necesario.

Para ello, es conveniente que el médico o farmacéutico muestre tanto al posible paciente, como a las personas que llegado el caso habrían de atenderle, cómo se usa tal medicamento.

Es posible que la inyección de naxolona no llegue a revertir los efectos de determinados opiáceos como buprenorfina y pentazocina, pudiendo requerir dosis adicionales de naxolona.

En el caso de tenerse un dispositivo de inyección automática, se debe mantener disponible en todo momento por si llegar a experimentarse una sobredosis de opiáceos. Resulta fundamental tener presente la fecha de vencimiento del dispositivo y reemplazarlo una vez pasada esta fecha. Es necesario observar de vez en cuando la solución del dispositivo, por si acaso pierde color o tiene partículas, ante lo que habrá de llamarse al médico con el fin de obtener un dispositivo de inyección nuevo.

El dispositivo de inyección automático cuenta con un sistema automático de voz que proporciona instrucciones paso a paso para su uso en situación de emergencia. La persona que inyecte naloxona ha de seguir tales instrucciones, pero siempre sabiendo que no es indispensable esperar que el sistema de voz finalice una instrucción antes de empezar con el siguiente paso.

En ciertas ocasiones también es posible que el sistema de voz no funcione, razón por la cual la persona no puede escuchar las instrucciones. Pese a ello, es posible que el dispositivo siga funcionando e inyectando el fármaco.

Tras la toma de naloxona para revertir los efectos de los opiáceos, no es conveniente conducir ni utilizar maquinaria, ni tampoco realizar actividad alguna que precise llevar a cabo esfuerzo físico o mental durante un plazo mínimo de 24 horas, habida cuenta de que existe la posibilidad de que los efectos de los opiáceos recurran.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Naloxona, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de naloxona:

  • Dolor, enrojecimiento o ardor en el lugar de la inyección
  • Olas de calor o rubor
  • Sudoración
  • Irregularidad en el ritmo cardíaco (que puede ser rápido o fuerte)
  • Alucinaciones consistentes en ver o escuchar voces que no existen
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento
  • Señales de abstinencia a los opiáceos
  • Llorar más de lo normal (en bebés tratados con la inyección de este antídoto)
  • Reflejos más fuertes de lo normal (en bebés tratados con la inyección de este antídoto)

Contraindicaciones de naloxona:

  • Alergia o hipersensibilidad al hidrocloruro de naxalona o a cualquiera del resto de los componentes de este medicamento

Interacciones de naloxona:

Es necesario informar al médico si se está tomando o si se han tomado recientemente otros medicamentos como:

  • Analgésicos del estilo de la buprenorfina. El efecto analgésico puede incluso intensificarse durante la recepción del tratamiento con naloxona. Pese a ello, la reversión de los efectos no deseados, como pueda ser la depresión respiratoria que cause la buprenorfina es limitada
  • En conjunción con estas sustancias, naloxona puede tener un efecto menos rápido
  • Medicamentos que pueden afectar al corazón o circulación, del estilo de medicamentos para la hipertensión como la clonidina, incluyendo aquellos que no hayan sido recetados

Precauciones con naloxona:

Ha de tenerse especial cuidado:

  • Si se tiene dependencia física a los opioides (como la morfina) o si se han recibido dosis altas de estas drogas, pues pueden padecerse síntomas de abstinencia intensos tras la recepción de naloxona, como consecuencia de una reversión

demasiado rápida del efecto opiáceo. Sus síntomas pueden consistir en una presión arterial muy alta, dificultad grave para respirar, palpitaciones o parada cardíaca

  • Si se tiene algún problema cardíaco o respiratorio, pues es más probable la aparición de efectos secundarios como tensión arterial alta o baja, dificultades graves para respirar o palpitaciones
  • Si se está embarazada. Durante el embarazo no se dispone de la adecuada información respecto al uso de naloxona en mujeres embarazadas, por lo que mientras dure el período de gestación será el médico quien sopese el beneficio de la utilización de este medicamento
  • Si se está en período de lactancia. Se desconoce si naloxona pasa a la leche materna y está por determinar si los niños que toman leche materna se ven afectados por este fármaco, por lo que no se recomienda la lactancia hasta transcurridas 24 horas tras el tratamiento

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la naloxona:

Referencias y fuentes: