Saltar al contenido
Fármacos Online

Oxamniquina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Oxamniquina
Oxamniquina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
4.5 (90%) 6 votes

Oxamniquina es el nombre que recibe un antiparasitario que pertenece a la familia de los tetrahidroquinolinas, utilizado en el tratamiento de la esquistosomiasis dados sus efectos sobre las formas maduras e inmaduras del Schistosoma mansoni.

Este gusano parasitario es muy común en África, en parte de América del Sur y en el Medio Oriente. Las larvas de los gusanos viven en lagos y estanques contaminados por heces, pudiendo penetrar en la piel de las personas cuando se bañan o nadan.

En el interior del huésped, las larvas son convertidas en gusanos adultos y estos últimos producen huevos que se excretan en las heces. Son los huevos y no los gusanos los que causan la enfermedad. A largo plazo, la infección puede causar diarrea sanguinolenta, aumento de volumen del hígado y el bazo y dolor abdominal.

En este artículo explicamos qué es oxamniquina y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es oxamniquina y cuándo se aplica?

Definir oxamniquina implica hablar de un fármaco utilizado para el tratamiento de la esquistosomiasis de Manson o bilarziasis que es un cierto tipo de infección por lombrices (trematodo de la sangre), que también se llama fiebre del caracol.

Este antiparasitario es más activo eliminando los machos que las hembras del parásito. No obstante, cuenta con la ventaja de que las hembras que logran sobrevivir al tratamiento no vuelven a poner huevos, por lo que la progresión de la enfermedad cesa. También es más eficaz en Schistosoma mansoni de Brasil en comparación con el de otras áreas del trópico (hemisferio oriental), en la que se precisan dosis bastante más elevadas.

medicamento oxamniquina

¿Para qué sirve?

La principal indicación de oxamniquina es:

  • Infecciones por Schistosoma mansoni

Este antiparasitario provoca el desprendimiento de los parásitos de aquellos lugares en los que están anclados en el interior de las venas mesentéricas, siendo arrastrados hasta el hígado que es lugar en el que son destruidos.

¿Cómo se aplica oxamniquina? Dosis recomendada y precio aproximado

Oxamniquina se suele presentar en cápsulas de 250 mg y en líquido oral de 250mg/5ml.

La dosis recomendada de oxamniquina es:

  • Adultos: 15 mg/kg en una única dosis (con una dosis máxima de 1,25g)
  • Niños que pesen menos de 30 kg: 20 mg/kg repartidos en dos tomas de 10 mg/kg cada una, en un solo día, con un intervalo de 3 a 8 horas entre cada toma

Este antiparasitario es de absorción retardada y limitada en presencia de alimentos, por lo que resulta mucho más conveniente administrarlo con el estómago vacío, aunque ello implique correr el riesgo de aparición de más efectos secundarios.

Una vez haya sido administrado por vía oral, alcanza el pico plasmático en un intervalo de tiempo que oscila entre 1 y 1,5 horas. Su metabolización se produce en el hígado, siendo su metabolito principal la 6-carboxioxamniquina (inactivo), que es eliminado por vía renal, en combinación con 0,4% a 1,9% de oxamniquina inalterada.

La vida media de este antiparasitario puede variar entre 1 y 2,5 horas. Su actividad terapéutica es tanto más efectiva cuanto con mayor precocidad sea iniciado el tratamiento.

Resulta esencial tomar este medicamento tal como el médico haya indicado y por el plazo completo del tratamiento para ayudar a la cura completa de la infección. No debe olvidarse ninguna dosis.

La toma de oxamniquina produce en muchas personas somnolencia, por lo que actividades como conducir vehículos, operar con maquinaria pesada o todas aquellas que precisen mantenerse en estado de alerta se deberán suspender durante como mínimo 24 horas tras la administración del medicamento.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Oxamniquina, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de oxamniquina:

Frecuentes:

  • Somnolencia y sensación de mareo leves
  • Dolores de cabeza
  • Diarrea y vómitos

Poco frecuentes:

  • Alucinaciones
  • Convulsiones epileptiformes
  • Excitación

Los enfermos han de ser advertidos de que la orina puede que presente una intensa pigmentación roja o anaranjada.

Las concentraciones de transaminasas séricas son elevadas transitoriamente en determinados pacientes, si bien el fármaco se puede usar sin riesgo en casos de afectación hepatoesplénica grave.

En Egipto y en otros países del Mediterráneo oriental, muchos pacientes presentan sintomatología que comprende fiebre transitoria así como eosinofilia en la sangre periférica e infiltrados pulmonares diversos (síndrome de Loeffler), después de un ciclo de tratamiento de 3 días de duración.

Contraindicaciones de oxamniquina:

  • Hipersensibilidad a la oxamniquina
  • Insuficiencia renal o hepática
  • Insuficiencia cardíaca descompensada
  • En la medida que este antiparasitario ha desencadenado a veces episodios de convulsiones, los pacientes epilépticos habrán de permanecer en observación durante varias horas una vez que se les haya administrado el tratamiento

Interacciones de oxamniquina:

  • Fármacos que sufran en el hígado biotransformación metabólica

Precauciones con oxamniquina:

  • Son importantes las visitas regulares al médico con el objetivo de que revise el progreso de la infección
  • Mujeres embarazadas: no se tiene conocimiento de que este antiparasitario sea teratogénico ni embriotóxico. No obstante, es preferible que se aplace el tratamiento hasta después del parto, salvo que la intervención inmediata se considere vital
  • Mujeres en período de lactancia: no se tiene conocimiento de si este antiparasitario se elimina por la leche materna, razón por la que es preferible que no sea administrado a las madres lactantes

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la esquistosomiasis:

Referencias y fuentes: