Saltar al contenido
Fármacos Online

Propofol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?

medicamento propofol
Propofol: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarlo?
4.7 (93.33%) 6 votes

Propofol es el nombre que recibe un agente anestésico intravenoso de corta duración, con aprobada licencia para la inducción de la anestesia general en pacientes de edad adulta y en pacientes pediátricos mayores de 3 años, para el mantenimiento de la anestesia general en pacientes de edad adulta y en pacientes pediátricos mayores de 2 meses y para la sedación en las Unidades de Cuidados Intensivos. A dosis muy bajas puede utilizarse como antiemético.

En este artículo explicamos qué es el propofol y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros anestésicos similares.

¿Qué es el propofol y cuándo se aplica?

Definir el propofol implica hablar de un agente sedante/hipnótico no relacionado a nivel estructural con otros compuestos hipnóticos. Se trata de un disopropilfenol, a nivel químico. Su asociación a la recuperación suave y rápida lo distingue de la mayoría de los regímenes anestésicos convencionales.

medicamento propofol

¿Para qué sirve?

Propofol disminuye la actividad del cerebro y sistema nervioso. Sirve para ayudar al paciente a relajarse antes y durante el proceso de anestesia general en cirugías y otros procedimientos médicos. También se usa para sedar un paciente sometido a un cuidado médico crítico y que precisa un ventilador mecánico (máquina para trabajar).

La anestesia general se utiliza habitualmente en cirugías amplias y prolongadas en el tiempo, si bien es igualmente viable su uso en procedimiento más limitados y cortos.

¿Cómo se aplica el propofol? Dosis recomendada y precio aproximado

Propofol es administrado vía inyección en vena por personal sanitario cualificado, como un anestesiólogo o un médico especializado en el cuidado de pacientes en terapia intensiva, en un entorno médico adecuado. Una vez inyectado el anestésico, el paciente se relaja, durmiendo rápidamente.

Mientras el paciente se encuentra bajo los efectos del propofol, sus signos vitales, entre los que se encuentran su respiración, niveles de oxígeno, función renal y presión arterial, habrán de ser controlados de manera exhaustiva.

Después de aplicarse propofol, el paciente verá mermada su capacidad de conducción, uso de máquinas o desempeño de actividades cotidianas. Un paciente ambulatorio que reciba este anestésico para una cirugía menor, deberá abstenerse de conducir ni de desarrollar cuantas actividades le supongan permanecer en estado de alerta hasta pasadas 24 horas de su administración. Ello es debido a que comúnmente propofol causa mareos y somnolencia severa.

Es importante reducir el riesgo de estos mareos evitando los movimientos rápidos, por lo que el paciente, en especial si es de avanzada edad, deberá sentarse y levantarse con lentitud tras la administración del anestésico.

El precio aproximado de este anestésico no se contempla en este caso, al no tratarse de un medicamento de venta al público.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Durante el transcurso de la cirugía o procedimiento, el personal médico prestará especial atención al control del óptimo funcionamiento de todos y cada uno de los sistemas del cuerpo del paciente, tratando con rapidez cualquier posible efecto secundario grave que se pudiera producir.

Efectos secundarios de propofol:

  • Dolor en el lugar de la aplicación (efecto secundario muy común pese a que se trata de un anestésico bien tolerado).
  • Apnea e hipotensión durante el período de mantenimiento de la anestesia y durante la inducción
  • Movimientos de tipo epiléptico que incluyen las convulsiones durante la recuperación. En este período también raramente se presentan náuseas y vómitos
  • Dolor de pecho, dolor de extremidades, retención de orina, orina de tonalidad verde y rigidez de cuello

Interacciones de propofol:

  • No debe administrarse de manera simultánea con opiáceos, al aumentar la depresión respiratoria
  • No debe mezclarse con otro medicamento de ninguna clase, salvo con solución de glucosa al 5% y lidocaína
  • No debe administrarse en presencia de alcohol ni de cualquier otro depresor del sistema nervioso central, ya que incrementa la depresión respiratoria así como los efectos hipotensores
  • Se puede usar en asociación con otras anestesias espinales y epidurales, igual que con bloqueadores neuromusculares, analgésicos y agentes inhalados.

Contraindicaciones de propofol:

  • Alergia conocida a propofol

Precauciones con propofol:

  • Cuando propofol es administrado para sedación consciente o para efectos quirúrgicos o de diagnóstico, es fundamental someter a los pacientes a vigilancia para poder detectar con rapidez signos de hipotensión u obstrucción de vías respiratorias o saturación de oxígeno
  • Tras un proceso de anestesia general, el paciente habrá de ser vigilando convenientemente hasta su total recuperación
  • Caso de que se administre a pacientes epilépticos, es posible que se presenten convulsiones
  • Caso de administrarse a pacientes con insuficiencia cardíaca, renal, hepática o respiratoria y en pacientes débiles o hipovolémicos, han de tomarse las necesarias precauciones para evitar serios riesgos
  • Propofol no tiene actividad vagolítica y se ha asociado con asistolia y bradicardia. Se recomienda la administración de algún anticolinérgico antes o durante el mantenimiento de la anestesia, principalmente en aquellos casos en los que predomina el tono vagal o cuando son empleados otros agentes que causan bradicardia. Debe prestarse especial atención a los pacientes que muestren problemas de metabolismo de grasas
  • Cuando se aplica propofol a pacientes con problemas de lípidos, es aconsejable su monitoreo a los efectos de evitar una sobrecarga de grasas en los mismos durante la administración. Debe considerarse para este caso que el contenido de lípidos en propofol es de 0.1 g.

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre el propofol:

Referencias y fuentes: