Saltar al contenido
Fármacos Online

Rifampicina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?

Rifampicina
Rifampicina: ¿Qué es, para qué sirve y cuándo aplicarla?
5 (100%) 1 vote

Rifampicina es el nombre que recibe un fármaco antibacteriano utilizado para el tratamiento y la prevención de la tuberculosis, entre otras infecciones. También ha sido aprobado su uso para el tratamiento de los portadores de la bacteria Neisseria meningitidis que no presenten ninguna sintomatología.

El tratamiento con rifampicina logra eliminar la bacteria de nariz y garganta. El uso de este fármaco puede que prevenga la propagación de la meningitis y de otras enfermedades meningocócicas de las que causa la bacteria Neisseria meningitidis.

La tuberculosis está considerada una infección oportunista del VIH. Se podría decir que una infección oportunista es aquella que sucede con más frecuencia o con mayor gravedad en personas que padecen inmunodeficiencia que en aquellas otras personas cuyo sistema inmunitario esté sano.

En este artículo explicamos qué es rifampicina y cuáles son sus aplicaciones principales, sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones, las dosis recomendadas y su relación con otros fármacos similares.

¿Qué es rifampicina y cuándo se aplica?

Definir rifampicina implica hablar de un antibiótico con diversos usos para el tratamiento o la prevención de ciertos tipos de infecciones bacterianas, entre las que sobresale la tuberculosis. Por otra parte, los antibióticos no son efectivos para el tratamiento de gripes, resfriados u otro tipo de infecciones de origen viral.

medicamento rifampicina

¿Para qué sirve?

Las principales indicaciones de rifampicina son:

  • Tuberculosis en todas sus formas (en asociación con otros tuberculostáticos)
  • Brucelosis
  • Erradicación de meningococos en portadores no enfermos y que no presenten sintomatología
  • Personas alérgicas o que presenten contraindicaciones a otros antibióticos o quimioterápicos
  • Infecciones que estén causadas por estafilococos ( S. epidermidis, S. aureus y cepas polirresistentes) así como por enterococos (S. faecalis y S. faecium)

¿Cómo se aplica rifampicina? Dosis recomendada y precio aproximado

Rifampicina se suele presentar en forma sólida oral de 150 mg y de 300 mg, así como en líquido oral de 20 mg/ml.

La dosis recomendada de rifampicina es de:

  • Adultos con un peso superior a los 45 kg de peso: 600 mg al día
  • Adultos con un peso inferior a los 45 kg de peso: 450 mg al día

En ambos casos, rifampicina se administrará en combinación con otros agentes antituberculosos, durante un período de tiempo que abarque varias semanas.

  • Niños. En combinación con otros antituberculosos, de 10 a 20 mg por kg de peso al día, durante un período de tiempo que abarque varias semanas

Este fármaco se toma con el estómago vacío, entre una hora o como mínimo dos horas después de las comidas. Las dosis han de ser ingeridas a intervalos regulares. En ningún caso se deben tomar con una mayor frecuencia de la indicada. La mejor manera de asegurarse de que la terapia funciona bien es tomando el tratamiento del modo exacto en que se haya indicado.

No ha de omitirse ninguna toma ni suspender el tratamiento pese a que se note una pronta mejoría, dado que la tuberculosis o el resto de las infecciones tratadas se podrían hacer resistentes a rifampicina.

Será el médico o farmacéutico quien ajuste la correcta dosis a la patología a tratar, al mismo tiempo que establezca la frecuencia entre tomas.

El tratamiento con rifampicina no debería en principio afectar a la capacidad para conducir vehículos, operar con maquinaria pesada o desarrollar cuantas actividades exijan permanecer en estado de alerta. Ahora bien, principalmente al comienzo del tratamiento, es importante observar la tolerancia que el paciente presenta al mismo, dado que pudiera darse el caso de que la realización de las mencionadas actividades hubiera de suspenderse hasta valoración médica o finalización del tratamiento.

El precio aproximado de rifampicina es de 8,50€ las 24 cápsulas de 300 mg.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Rifampicina, como cualquier otro fármaco, puede producir efectos secundarios y está sometida a una serie de contraindicaciones, que han de ser previstas antes de comenzar el tratamiento.

Efectos secundarios de rifampicina:

Leves (no requieren atención médica salvo que se intensifiquen o no desaparezcan):

  • Mareos
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Somnolencia
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdidas de apetito

Potencialmente graves (requieren atención médica tan pronto aparezcan):

  • Reacciones alérgicas que pueden incluir comezón o picazón, erupción cutánea, urticarias e hinchazón de cara, lengua o labios
  • Diarrea sanguinolenta o acuosa
  • Moretones
  • Puntos rojos en la piel
  • Problemas respiratorios
  • Heces negras o de apariencia alquitranada
  • Presencia de sangre en la orina
  • Aturdimiento
  • Caídas o desmayos
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Hinchazón del rostro
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Malestar general
  • Síntomas gripales
  • Llagas en la boca
  • Formación de ampollas
  • Distensión o descamación de la piel, incluso en el interior de la boca
  • Dolor de estómago
  • Dolor de garganta
  • Cambios en el volumen de la orina o dificultad al orinar
  • Moretones y sangrado inusuales
  • Debilidad inusual
  • Cansancio
  • Color amarillento de piel u ojos

Contraindicaciones de rifampicina:

  • Hipersensibilidad a rifamicinas
  • Enfermedad hepática activa
  • Insuficiencia respiratoria grave
  • Uso concomitante con la asociación de saquinavir/ritonavir y voriconazol.
  • Porfiria

Interacciones de rifampicina:

Este fármaco no debe tomarse con los siguientes medicamentos:

  • Nevirapina
  • Delarvidina
  • Sirolimús
  • Voriconazol

Este fármaco también es susceptible de interactuar con los siguientes medicamentos:

  • Antibióticos como ciprofloxacina, isoniazida y claritromicina
  • Medicamentos antimicóticos como itraconazol, quetoconazol y fluconazol
  • Atovacuona
  • Dapsona
  • Cloranfenicol
  • Ciclosporina
  • Hormonas femeninas, que incluyen el contraconceptivo o las píldoras anticonceptivas
  • Halotano
  • Vitamina D
  • Fenitoína
  • Probenecid
  • Medicamentos para la presión sanguínea así como para otros problemas cardiacos
  • Medicamentos esteroideos, como cortisona o prednisona
  • Medicamentos para convulsiones como carbamazepina o fenobarbital
  • Medicamentos para la depresión, trastornos psicóticos o ansiedad
  • Medicamentos para la diabetes
  • Medicamentos para conciliar el sueño
  • Medicamentos para el dolor
  • Medicamentos para el tratamiento o la prevención de los coágulos sanguíneos como warfarina
  • Medicamentos para la glándula tiroidea

Precauciones con rifampicina:

  • Mujeres embarazadas: no existen estudios adecuados y bien controlados en humanos. Se ha observado acción teratogénica en roedores. Este fármaco atraviesa la barrera placentaria. En las últimas semanas de gestación, puede causar hemorragia post-pato en la madre y post-natales en el hijo (se indica el tratamiento con vitamina K)
  • Mujeres en período de lactancia: este fármaco se elimina por leche materna, de forma que la madre tratada con él habrá de suspender la lactancia natural

Otros fármacos relacionados:

Video explicativo sobre la rifampicina:

Referencias y fuentes: